Belleza

Elimina el vello de tu cuerpo sin tener que usar cera

Aunque no lo creas, deshacerse del problema del vello sin tener que recurrir a la depilación con cera u otros procedimientos similares es posible, solo tienes que seguir algunos consejos muy sencillos.

La presencia de vello en zonas no deseadas es una verdadera molestia para las mujeres. Incluso durante la temporada de frío, si vas a la piscina o al gimnasio o quieres llevar una falda corta, la depilación es obligatoria. Aparte de la esteticista, la depilación con cera, las depiladoras eléctricas y los numerosos métodos naturales, existe una forma eficaz y fácil. Esto es lo que tienes que saber.

Como eliminar el problema del vello sin depilación

En caso de que no tengas tiempo o ganas de depilarte, existe una forma muy sencilla de ocultar el exceso de pelo: aplicar decolorante. Por supuesto, este método no es útil para todos, ya que si tu pelo es grueso y muy oscuro, puede que la decoloración no sea suficiente o que solo funcione en ciertas partes donde el cabello es más fino y escaso. Por si no lo sabes, los decolorantes capilares hacen que el cabello fino y delgado se vuelva quebradizo, haciendo que se caiga sin efectos secundarios inesperados.

La segunda solución que tenemos para ti es el uso de un producto químico blanqueador, de esos que se pueden conseguir fácilmente en una perfumería o en un supermercado. Estos productos son eficaces, pero también agresivos en muchos casos, por lo que te recomendamos usarlos con precaución. Si buscas soluciones más delicadas, te proponemos algunos métodos caseros que fueron utilizados hasta por nuestras abuelas y que representan un gasto mínimo y el uso de productos que ya tienes en casa, consiguiendo resultados extraordinarios.

Peróxido de hidrógeno

Esta solución utilizada para desinfectar es un potente agente blanqueador. El peróxido de hidrógeno tiene la ventaja de ser menos agresivo que las cremas blanqueadoras, pero no debe utilizarse en pieles sensibles. Para usarlo, aplica el peróxido de hidrógeno en la parte del cuerpo donde quieras retirar el vello y déjalo actuar durante unos diez minutos. Una vez pasado el tiempo, aclara usando abundante agua fría. Ten en cuenta que puede que sean necesarias varias aplicaciones dependiendo del tipo de vello, repitiendo el proceso dos o tres veces por semana para mantener los resultados. Si quieres conseguir un efecto por más tiempo, especialmente para los pelos más oscuros, puedes añadir un par de cucharaditas de bicarbonato de sodio al peróxido de hidrógeno para crear una pasta que deberá ser aplicada en la superficie del vello.