LifeStyle

Perder peso: todo lo que la báscula no puede decir

Para muchas personas que hacen dieta, la báscula puede llegar a convertirse en una auténtica obsesión e incluso en un verdadero enemigo. Pero ¿Sabías que la has estado utilizando mal? Hoy te contaremos cuáles con los errores y como utilizarla correctamente.

Cuando estamos haciendo una dieta, la posición de la aguja en la báscula puede convertirse en algo motivador o desmotivador, ya que es normal esperar que la dieta nos permita evitar que la aguja pase de cierto punto y que se sitúe en una cifra deseada. Sin embargo, muchas veces la meta no se cumple, y esto no es solo culpa nuestra, ya que en muchos casos cometemos el error de usa la báscula en el momento y de la forma incorrecta.

Es muy importante aprender a evaluar nuestro peso correctamente y no pesarse compulsivamente para evitar falsos resultados. Por eso, repasemos algunos consejos para no cometer errores y aprender a utilizar la balanza en nuestro día a día.

En primer lugar, el secreto para poder determinar correctamente nuestro peso corporal es la báscula, ya que es importante comprar la adecuada. Para los no conocedores, existen dos alternativas disponibles en el mercado: un tipo de báscula simple que solo se encarga de registrar el peso corporal, y otro tipo de báscula profesional que también puede calcular el índice de grasa corporal y otros indicadores útiles para el cuidado personal.

Sin embargo, aunque tengamos una báscula profesional, estos datos solo son útiles si podemos interpretarlos correctamente, ya que sin el conocimiento apropiado no podemos valorar si nuestro índice de masa grasa es correcto o no.

Dejemos algo claro: si es para uso doméstico, no hay problema con utilizar una báscula sencilla, y con respecto a la elección entre analógico o digital, es algo que depende del comprador, ya que esto no interfiere con la medición.

¿Cómo pesarse correctamente? El secreto de los profesionales que pocos conocen

Seguramente ya sabes que nuestro peso corporal no es el mismo a lo largo del día, ya que este fluctúa a lo largo de la jornada debido a aspectos como la cantidad de líquido acumulado, el estreñimiento, las hormonas, los alimentos asimilados y la cantidad de actividad física, de hecho, todos estos indicadores deben tenerse en cuenta al momento de determinar cuál es nuestro peso correcto.

Por esta razón, y para tratar de obtener un valor lo más acercado posible a la realidad, siempre es una buena idea usar la báscula por la mañana en ayunas. Si registras tu peso justo después de despertar o después de ir al baño y usando solamente la ropa interior, podrás obtener un valor mucho más cercano a la realidad.

Con respecto a la forma en la que se debe utilizar la balanza, esta debe colocarse siempre en un plano horizontal sin inclinación. Te recomendamos colocarla sobre un suelo con baldosas para que pueda mantenerse equilibrada y no realizar cálculos erróneos en la lectura.