Insólito

Increíble: esta mujer orina alcohol puro, un fenómeno nunca visto en los humanos

Este es el primer caso registrado en la historia, todo parece indicar que una mujer puede producir alcohol de forma natural en su propio cuerpo sin ningún aditivo o proceso químico infundido. Los investigadores han decidido llamar a este increíble fenómeno el «síndrome de fermentación de la vejiga».

Por si fuera poco, se trata de una mujer de 61 años que padece desde hace tiempo cirrosis.

El caso de este inusual paciente fue reportado el pasado 25 de febrero de 2020 en la revista Annals of Internal Medicine. En la publicación se dice que hace tiempo, una mujer de unos 60 años tuvo que ingresar en el Hospital de la Universidad de Pittsburgh en Estados Unidos, ya que padecía una cirrosis hepática.

La mujer llevaba tiempo formando parte de la lista de espera para un trasplante de hígado, pero los médicos se negaban a dárselo porque sospechaban que la paciente era adicta a las sustancias alcohólicas. De hecho, ellos se basaban en que sus análisis de orina dieron siempre positivo para la presencia de alcohol.

Sin embargo, nadie se esperaba tal sorpresa cuando se analizaron los resultados de sus análisis de sangre especializados. En los resultados no se encontró ningún rastro de etanol, sustancia que es crucial para determinar si hay presencia de alcohol en la sangre. Sin embargo, los análisis de orina de la paciente seguían arrojando la presencia de alcohol en los residuos. ¿Cómo es posible que esté sucediendo? Los investigadores solo pudieron llegar a una conclusión después de mucha investigación: Todo parece indicar que el organismo de la mujer cuenta con la capacidad de producir su propio etanol, y, por tanto, su propio alcohol, el cual es excretado por la orina.

Este es un fenómeno similar al «Síndrome de fermentación automática».

Lo cierto es que este síndrome ya era conocido por la medicina. En este tipo de casos, solo por el hecho de consumir hidratos de carbono se puede terminar completamente borracho, aunque no se haya ingerido alcohol.

Pero este caso es todavía más curioso, porque el paciente no necesita ingerir nada para producir el etanol. Los investigadores llamaron a este fenómeno «síndrome de fermentación de la vejiga». También descubrieron que su nivel de glucosa en orina era anormalmente alto. Esto estaría relacionado con una alta concentración de levadura, lo cual llevó a pensar que las colonias de levadura en la vejiga de la paciente le permitirían la producción de etanol, pero aún no se confirma está hipótesis.