10 actores que estaban borrachos mientras filmaban una película

Algunos por vergüenza, otros por fidelidad a su rol, pero todos terminaron borrachos.

Lo cierto es que toparse con actores borrachos en el set es algo más común de lo que parece. De hecho, es incluso considerado una práctica normal. En este mundo, lo realmente importante en que los actores puedan actuar, y hay muchas ocasiones en las que el alcohol entra en escena para superar la vergüenza y adentrarse mejor en el pensamiento de los personajes, pero también es cierto que hay muchas más ocasiones en las que la borrachera no está justificada.

Comencemos con dos actores que son muy queridos por las nuevas generaciones. El primero es Daniel Radcliffe, recordado por todos gracias a que fue el encargado de interpretar el papel de Harry Potter en famosa la saga. De hecho, en algunas escenas de las últimas películas, se puede ver que el actor no es él mismo, e incluso el mismo actor dijo al Daily Mail que durante un pequeño período de su vida experimentó noches locas de alcohol y fiestas. Pese a esta alocada temporada, nunca faltó a las sesiones de rodaje y siempre actuó, incluso en los momentos en que estaba más borracho.

El segundo actor reconocido por esta práctica es Robert Pattinson, altamente recordado por haber interpretado el papel del vampiro Edward Cullen en la saga Crepúsculo» y ser el nuevo Batman para una futura película del superhéroe. Lo cierto es que la única vez que apareció en este estado en el set fue con el único motivo de poder adentrarse mejor en su personaje durante el rodaje de «The Rover». Esta película fue rodada casi totalmente en el desierto con una temperatura de 50 grados. Pese al complicado clima, Pattinson decidió beber alcohol para parecer borracho y perturbado, algo que era necesario, ya que su papel lo requería.

¿Recuerdas a la angelical niñera cantante de «The Sound of Music»? Fue interpretada por la actriz Julie Andrews, la cual llegó al set en más de una ocasión un poco pasada de tragos. Seguramente nadie lo hubiera imaginado, pero la actriz se emborrachó varias veces, sin embargo, la culpa no fue siempre suya, ya que el rodaje de la película tuvo lugar en un terreno que era propiedad de un sujeto muy amable que muchas veces ofrecía a los demás vasos de Schnapps casero y era un poco vergonzoso decirle que no.

Actores que estuvieron ebrios para superar la vergüenza.

Margot Robbie, actriz de la hermosa Harley Quinn en «Suicide Squad» apareció borracha en el set para una ocasión de lo más peculiar. La actriz usó el alcohol para solucionar sus problemas de timidez y vergüenza para una escena que le avergonzaba mucho. La escena consistía en mostrarse completamente desnuda frente a Leonardo Di Caprio en la película «El lobo de Wall Street».

¿Recuerdas la película «El Cisne Negro»? Natalie Portman y Mila Kunis tuvieron que recurrir al alcohol para poder rodar las escenas eróticas, de hecho, ambos habrían compartido una botella de tequila antes de rodar esas escenas para poder superar la incomodidad del momento. Mila Kunis, de hecho, siempre negó que esto sucediera, diciendo en más de una ocasión que no necesitaba ayuda de algo como el alcohol para poder encajar en este tipo de escenas, pero muchos testigos dicen lo contrario.

La actriz Jennifer Lawrence parece estar acostumbrada a llegar al set estando borracha. Durante el rodaje de «Pasajeros» utilizó el alcohol para solucionar la ansiedad de tener que rodar una escena erótica, mientras que durante el rodaje de «Juegos del Hambre» se dice que pasaba bebiendo piña colada durante los descansos.

Actores que se emborrachan por error o solo para comprender la situación de su personaje.

Martin Sheen, mientras se encontraba en el rodaje de «Apocalypse Now», estuvo tomando alcohol para celebrar su 36º cumpleaños. La famosa escena en la que el capitán Benjamin Willard en un hotel rompe un espejo solo con su puño fue completamente improvisada por el actor bajo los efectos del alcohol. Brad Pitt y Edward Norton también consumieron una buena cantidad de alcohol durante el rodaje de «Fight Club». De hecho, durante la escena del juego de golf, los actores habían bebido mucho antes de filmarla.

Anna Kendrick se emborrachó en el set, pero lo cierto es que es visto por muchos como algo completamente normal, ya que se encontraba filmando «Drinking Buddies». De hecho, la actriz dijo más tarde que estaba convencida de que las cervezas que tanto había bebido en el set no tenían alcohol, pero resulta que eran cervezas reales y se dio cuenta muy tarde de que se estaba emborrachando en pleno set.

Por último, el actor Shia LeBeouf, mientras filmaba la película «Shameless», tuvo que tomar algunas copas para poder verse más convincente en su papel de contrabandista. El actor aseguró que por este medio fue mucho más convincente al momento de adentrarse en el papel que tenía que desarrollar.