10 alimentos que te ayudan a tener un mejor bronceado

Frutas y verduras perfectas para el bronceado y el calor: zanahorias, ensaladas, achicoria, lechugas, melones, pimientos, tomates, albaricoques, fresas y cerezas. Llénate de vitamina A en este verano.

Alimentos naturales que ayudan a broncear e hidratar tu cuerpo, llenos de líquidos y sales minerales: la buena nutrición debe ir acompañada de reglas de sentido común cuando se exponen al sol, especialmente al comienzo de la temporada.

Por lo tanto, es importante conocer su fototipo y usar cremas adecuadas para su piel, especialmente en niños, para minimizar la exposición a la luz solar, especialmente en las horas centrales del día, no exponerse al sol con perfumes y esencias y usar ropa adecuada (sombreros, camisetas, gafas, etc).

¿Por qué estos alimentos son particularmente adecuados para el bronceado?

Por su alto contenido en vitamina A, estimulan la producción de melanina, favoreciendo así un bronceado natural.

Aquí está el top 10 de los alimentos para broncearse.

  1. Las zanahorias:

Contienen aproximadamente 1200 microgramos de vitamina A por cada 100 gramos de pulpa, el alimento número 1 para la dieta que adora el bronceado.

  1. La achicoria:

¿Para el almuerzo? Ensalada de achicoria, rica en vitamina A, con tomates frescos y desintoxicación de hinojo.

  1. Albaricoques:

Rico en vitamina A, los albaricoques ayudan al bronceado y también son buenos para el desayuno.

  1. El tomate:

Consigue una piel tersa e hidratada con lechuga, tomates, ensalada a base de pepino y un poco de aceite de oliva virgen extra para combatir el envejecimiento con una sonrisa.

  1. Los frutos rojos:

Hidrata y brinda frescura, la ensalada de frutas se convierte en una merienda o almuerzo: se enfoca en frutos rojos, ricos en antocianinas.

  1. El melón:

El melón amarillo es rico en vitamina A y es un alimento fresco, muy refrescante, perfecto para llevar a la playa o a la oficina.

  1. Las cerezas:

Las cerezas promueven el bronceado al proteger la microcirculación, tienen un alto poder de saciedad y contienen muy pocas calorías: una merienda perfecta.

  1. El gazpacho:

¿Te apetece una sopa? Prueba el gazpacho: Típica de España, la receta perfecta para el verano para usar como bebida, a base de tomates, pepinos y pimientos.

  1. La piña:

Ideal para calmar la sed, el jugo de piña ayuda a la circulación. Con el extractor aprendes a hacer jugos en casa: frescos, naturales, sin azúcares añadidos.

  1. Frutos secos:

Gracias al contenido de vitamina E, los frutos secos protegen la piel de la inflamación: mezcle en la ensalada o con el yogur.

Además, el consumo regular y abundante de frutas y verduras, ricas en vitaminas y sales minerales, ayuda al cuerpo a mantenerse en forma y combatir los radicales libres derivados de la exposición al sol.

En resumen, las frutas y verduras y, en particular, los alimentos que se encuentran dentro de estos diez son verdaderos remedios, porque nutren, apagan la sed, reponen las sales minerales perdidas con el sudor, suministran vitaminas, regulan el intestino y contrastan la acción de los radicales libres.

¡Luz verde para ensaladas de frutas, batidos y ensaladas, especialmente si se hace con verduras crudas!