Belleza

Errores de belleza que no puedes cometer después de tus 40

Los 7 errores que no debemos cometer y los secretos "antiedad" para devolverle a nuestro look frescura.

Usar cremas hidratantes de mala calidad

Incluso antes de los 40 años, la piel del rostro tiende a secarse más rápidamente. Por ello, es muy importante utilizar productos que mantengan un buen nivel de hidratación durante todo el día. Por la mañana, antes de maquillarte, aplícate una buena crema de día y por la noche, utiliza una crema específica para suavizar las primeras líneas de expresión. No olvides nunca beber al menos dos litros de agua al día para hidratar bien tu cuerpo. Notarás que la piel de su rostro también tendrá un aspecto más flexible y joven.

Dejar de maquillarte

A partir de los 40 años, un maquillaje «minimalista» es realmente todo lo que necesitas: sólo un poco de barra de labios (preferiblemente mate y suave) y un poco de colorete para realzar tu rostro. Cuidado con las sombras de ojos de colores poco habituales y con el uso excesivo de la máscara de pestañas.

Usar demasiada base de maquillaje

La base de maquillaje es un aliado útil para disimular manchas e imperfecciones, pero utilizada de forma incorrecta tiene el efecto contrario. Debe ser de un tono muy parecido al de tu piel y debe aplicarse sobre el cuello con las yemas de los dedos. El resultado final debe ser natural y uniforme, no una máscara coloreada que haga resaltar aún más las arrugas e imperfecciones.

Máscara en las pestañas inferiores

Evita aplicar la máscara de pestañas en esta zona del ojo, ya que acentúa las ojeras, las arrugas y la hiperpigmentación. Para conseguir una mirada intensa, basta con resaltar las pestañas superiores rizándolas y doblándolas con un rizador de pestañas y aplicando después una buena máscara negra. Evita las máscaras de color.

Tener los dientes amarillos

Los dientes amarillos, manchados y desiguales te hacen parecer mayor. Existen varios métodos para blanquearlos, incluso a un coste moderado. Sin embargo, en primer lugar, es conveniente tener una higiene dental regular y utilizar a diario un eliminador de pasta de dientes de silicona. Con unos dientes bien cuidados, no tendrás miedo de reír y sonreír a la vida y al paso del tiempo.

Llevar siempre el pelo corto

No elijas tu corte de pelo en función de tu edad, sino de tu gusto, tu tipo de cabello y, sobre todo, tus rasgos faciales.

No más exposición al sol

Un poco de sol siempre es bueno, sólo hay que elegir la protección adecuada y evitar la exposición prolongada durante las horas más calurosas del día. Un rostro ligeramente bronceado es preferible a una tez apagada y le dará un aspecto más saludable y joven.

Síguenos en Google Noticias