Belleza

Limpieza facial profunda en casa paso a paso

Consejos para una limpieza facial en casa.

Todos deseamos tener un rostro lindo y resplandeciente, pero muchos no sabemos o nos cuesta trabajo realizar los pasos básicos necesarios para lograr un buen resultado. En la vida cotidiana, tenemos poco tiempo para ir a un centro de belleza y en casa, no es fácil dedicar veinte minutos cada día a purificar tu cara de la suciedad.

Teniendo en cuenta nuestro agitado estilo de vida, es difícil darse cuenta de que la piel del rostro es quizás el primer elemento que muestra signos de estrés. Cada rostro es diferente y necesita una atención específica. Además de necesitar una limpieza facial regular para lograr un aspecto saludable y radiante, es muy importante tomarse el tiempo para limpiar realmente la piel a fondo.

El rostro es nuestra principal carta de presentación y fuente de expresión y en este sentido debemos dejarlo lo más libre posible de acumulaciones de suciedad y maquillaje para preservar su brillo.

Limpieza facial en casa

Para tener una piel radiante y saludable, a cualquier edad, es importante cuidarla todos los días. Además de la rutina de belleza regular que incluye limpieza e hidratación, es una buena práctica realizar una limpieza facial más profunda cada 10-15 días.

Primer paso

El primer paso para una limpieza facial adecuada es justamente la limpieza. Lave bien su cara con un limpiador especial adecuado a su tipo de piel, séquela con cuidado con una toalla suave. Esta pequeña pero importante precaución evita que el agua tibia reseque la piel. Después, puede frotar una pequeña cantidad de leche limpiadora con la ayuda de un algodón y pasarla suavemente por la cara para liberar los poros y eliminar cualquier resto de suciedad.

Segundo paso

La limpieza con vapor en casa es el segundo paso y puede ser muy simple. Para purificar la piel, hierva una olla con agua, viértala en un recipiente y baje la cara para absorber el vapor cubriéndose la cabeza con una toalla. Quédate así durante unos diez minutos. Si tiene la piel grasa, agrega romero, lavanda u hojas de laurel al agua caliente. Luego limpie suavemente su cara con un algodón. Si se desea, se puede masajear un cubo de hielo en la cara con movimientos circulares para cerrar los poros y estimular la circulación.

Tercer paso

La fase de limpieza termina con una exfoliación, que ayuda a eliminar las células muertas, responsables del aspecto a menudo opaco del rostro. Para hacer una exfoliación perfecta en casa, puedes mezclar azúcar y miel en partes iguales para exfoliar de forma natural. La exfoliación debe ser masajeada suavemente en la cara y luego enjuagada.

Cómo nutrir tu piel

Una mascarilla hidratante suaviza la piel y mejora su tono. Para la piel grasa se pueden utilizar cremas a base de arcilla verde, que absorbe el exceso de grasa, mientras que en el caso de la piel normal y seca es mejor mezclar polvo de sándalo con agua de rosas y aplicar la pasta obtenida en la cara hasta que se absorba. En cualquier caso, después de este paso se debe proceder con el agente tonificante, que ayuda a mantener el equilibrio del pH.

Finalmente, humedezca profundamente su cara de acuerdo con las necesidades de su piel. Para obtener resultados verdaderamente excelentes, se recomienda hacer esta limpieza una vez a la semana antes de acostarse, ya que permite que la piel respire y da un aspecto descansado por la mañana.

Síguenos en Google Noticias