10 consejos para aprender a combatir el estrés

Aprender a combatir el estrés: Todos somos víctimas del estrés todos los días. ¡Aquí hay 10 consejos para combatirlo y vivir felices!

Siempre hay algo nuevo que descubrir, está el buen estrés que nos mantiene en marcha, que resulta ser un incentivo para hacer más y mejor las cosas, y el mal estrés que nos paraliza, que nos hace improductivos. ¿Cómo lidiar con ello?

Estudios sobre el estado físico y mental

Sabemos cómo manejar mejor las tensiones en el trabajo, tenemos que trabajar en el equilibrio de mente y cuerpo, de hecho, incluso si al parecer parecen ser dos máquinas aparentemente separadas que funcionan en sinergia entre sí. El poder de la mente es extraordinario, tiene la capacidad de modificar el cuerpo, de curarlo o en los casos más drásticos de enfermarlo.

El cuerpo a su vez responde y condiciona nuestros pensamientos, un ejemplo llamativo es precisamente esta respuesta fisiológica que la naturaleza nos ha proporcionado para asegurarnos de que tenemos más probabilidades de sobrevivir frente a los desafíos de la vida.

El estrés involucra ambos sistemas, mente-cuerpo. De esta manera, tendremos una reacción proactiva o reactiva a diferentes situaciones. Dependiendo de la elección que hagamos, sobre la base de una evaluación rápida tendremos una reacción positiva o negativa con la activación de un estado de congelación. De esto se derivan dos tipos diferentes de estrés, el buen estrés comúnmente llamado eu-stress, y el mal estrés comúnmente llamado dis-stress.

En realidad, estar demasiado estresado lo hace improductivo, y viceversa, estar demasiado relajado te hace apático y genera situaciones de estrés o falta de estímulos, mientras que estar continuamente sometido a una presión durante largos períodos conduce al dis-estrés, lo que resulta, en algunos casos, en el síndrome de nacimiento que literalmente significa quemarse.

Para garantizar un correcto funcionamiento es necesario equilibrar las diferentes situaciones de estímulo, buscando y favoreciendo el equilibrio mente-cuerpo. Sabes, que el descanso adecuado regenera la mente y el cuerpo, y es por eso que desconectarse durante 15-20 minutos al día, dedicándose a la clásica siesta de la tarde, inmediatamente después del almuerzo, es bueno para la salud y la actividad laboral, haciéndola más productiva y aumentando la productividad del trabajo.

El objetivo es combatir la fatiga promoviendo el rendimiento y el clima laboral y social. Estudios científicos han demostrado que con un breve descanso vespertino se reducen los errores por descuido y se alivia la fatiga con creces.

10 consejos para aprender a combatir el estrés

Nuestro cuerpo nos habla y envía señales externas, por lo que tomar conciencia se convierte en algo de vital importancia. Crear una relación de armonía y equilibrio es indispensable. Normalmente ignoramos los signos y síntomas que vienen del interior, sólo tenemos ojos y oídos para las señales que vienen del exterior y esto lleva a muchas consecuencias que afectan el proceso diario. A continuación te presentamos los 10 consejos para aprender a combatir el estrés.

  1. Tratemos de pensar más en nosotros mismos y en lo que es mejor para nosotros. ¿Imposible? No con un poco de práctica.
  2. Estamos secuestrados por los miles de pensamientos y compromisos de la vida diaria y siempre nos detenemos cuando es demasiado tarde para escuchar algo que no sea constructivo. Olvidando cuidar nuestro cuerpo adecuadamente con deporte, descanso y nutrición, descuidamos el abc de la vida cotidiana, vivimos de forma desorganizada estresando nuestro cuerpo y nuestra mente.
  3. Aprender a manejarlo debe ser una reacción natural, para protegernos y por eso debemos escuchar y seguir nuestra voz interior. De hecho, el estrés no puede ser ignorado sino manejado como un medio de protección y rendimiento. El Dr. Hans Selye elaboró un modelo que indicaba las tres fases del estrés frente a situaciones de estímulo que fluctuaban desde un estado de alarma, adaptación, agotamiento o defensa hasta la adaptación y finalmente la relajación.
  4. Identificar las situaciones que lo generan, tanto en el lugar de trabajo como en el transcurso de la vida diaria, es una buena manera de reducirlo a cero y tratar todo con un engranaje extra. Entre ellos, factores ambientales, psicológicos, relacionales y fisiológicos que a veces pueden crear situaciones intolerantes e inadecuadas desde todos los puntos de vista. Trabajar en la serenidad de estos 4 aspectos favorece el correcto equilibrio mente-cuerpo.
  5. Aprender a reconocer y excluir las fuentes de la profesión es esencial para una vida laboral equilibrada.
  6. Aprendemos a respirar correctamente para relajarnos, casi todas las mujeres respiran mal, debemos aprender a respirar desde el vientre, para aliviar todas las tensiones y vivir en el presente, en el aquí y ahora. La meditación enseña a través de la respiración a asumir la postura correcta y la regulación de la respiración para lograr la conciencia y la aceptación del si y del si y del todo tal como es, por lo que adquiere un nuevo significado para nuestro ego.
  7. Aprender a desprenderse durante el día es una buena regla para vivir mejor, es de vital importancia disponer de un tiempo de 15 minutos cada 45 minutos para regenerarse, especialmente para volver más cargado y enérgico que antes. Desprenderse significa literalmente desprenderse de todo y disfrutar de ese descanso para tomar un café o reírse. El mayor error es no desconectarse realmente durante la pausa, comprometiendo con creces todo el rendimiento diario.
  8. La importancia del descanso es de vital importancia para eliminar las tensiones y pensamientos negativos y regenerar la mente y el cuerpo. Dormir no demasiado tarde tiene poderes extraordinarios que nos permiten ser brillantes y afrontar el día con la carga adecuada.
  9. El ejercicio es de vital importancia, especialmente para mejorar nuestra salud, mantenernos en forma y con un peso normal. Resulta ser la mejor medicina para el estrés precisamente porque el deporte alivia la tensión, promueve la concentración y la descarga de energía negativa.
  10. Aprender a reír más es una excelente herramienta para manejarlo y prevenirlo. Siempre ha sido la mejor medicina ante situaciones que generan toda esta tensión.

También puedes leer: Ataque al corazón: La calma es la virtud del fuerte. El enojo y el estrés duplican el riesgo