LifeStyle

10 consejos para una vida más sostenible.

Solo se necesitan de unas simples y pocas acciones diarias para hacer que nuestra forma de vida sea más ecológica y respetuosa con el planeta. El uso de bombillas de bajo consumo, desconectar aparatos electrónicos que no usamos o bajar un poco la calefacción, son solo algunas de las pequeñas acciones que podemos tomar para reducir el desperdicio de energía en nuestros hogares. Aquí hay 10 consejos para una vida más sostenible.

Ahorre agua: el agua es un recurso natural precioso al que debemos prestar más atención. El baño es uno de los espacios en nuestra casa donde más desperdiciamos: use agua fría siempre que pueda y racionalice el consumo. No deje el grifo abierto innecesariamente, por ejemplo, al lavarse los dientes. Si aún no lo ha hecho, reemplace su bañera por la ducha: consumirá cuatro veces menos agua y energía.

Use lámparas de bajo consumo: es la forma más efectiva de ahorrar unos cuantos euros en su factura de electricidad al reemplazar las bombillas incandescentes antiguas. Aunque al principio pueden parecer un poco caros, más tarde ahorrarán, especialmente los LED, con una reducción del consumo de hasta el 80% y una reducción significativa de las emisiones de CO2 a la atmósfera. Aproveche al máximo la luz natural y evite dejar la luz encendida en una habitación donde no haya nadie.

Reciclar los residuos: la mejor manera de ser sostenible es reciclar . Cuando reciclas ahorras dinero, materias primas, energía y CO2. Recicle correctamente y deposite los residuos en el contenedor correcto. Los materiales reciclados, como el vidrio, el papel, el plástico y el metal, se reutilizan y consumen mucha menos energía de la que requieren los nuevos materiales.

Regule las temperaturas:  En invierno, con la calefacción encendida, una temperatura entre 19 y 21 grados es más que razonable. En el verano, no exagere con el aire acondicionado, ajuste la temperatura entre 22 y 25 grados, incluso algunos grados más si hace mucho calor afuera. Para cada grado, el consumo aumenta aproximadamente un 7% y la diferencia en la factura es notable.

Apague el modo de espera: los dispositivos eléctricos que quedan en el modo de espera consumen más de lo que parece. Esta forma de apagar los dispositivos electrónicos no corta completamente la fuente de alimentación: apagar el televisor, el monitor de la computadora, el equipo estéreo y muchas otras cosas por completo puede ahorrar un 10%. Use una toma común con interruptor para asegurarse de que apaga todo.
Deje su coche en casa: para moverse por la ciudad, ir a trabajar o hacer las compras, la mejor opción para ser más sostenible es no llevar el coche . Existen alternativas ecológicas y menos costosas para desplazarse: el transporte público, la bicicleta y, en muchos casos, caminar, serán una opción que también recompensará su salud. Si realmente tienes que tomar el coche, al menos comparte el viaje con alguien.

Usar fibras orgánicas: la ropa ecológica es otra buena manera de vivir respetando el medio ambiente. Las fibras naturales como el algodón, la seda, el lino, la cachemira o el bambú son las más ecológicas. Todas las prendas en fibras orgánicas son biodegradables y libres de aditivos químicos que pueden dañar la salud humana y la del planeta.

Llene la casa de plantas: las plantas de interior mejoran la calidad del aire en la casa, ayudando a absorber gases potencialmente dañinos. Las plantas filtran los gases tóxicos y producen oxígeno, haciendo que las casas sean más habitables; Lo mejor para purificar el aire son la falange o clorofito, el spatifillo y las palmas de bambú.

Compre responsablemente: tratar de vivir de forma más sostenible también se aplica al comprar. Es importante comprar productos alimenticios de producción local, con envases reciclados o biodegradables. Los alimentos de kilómetro cero son de alta calidad, más ecológicos porque ahorran en el proceso de transporte, también en términos de contaminación y en el comercio.

Compre muebles reciclados: incluso la forma en la que amueblamos nuestros hogares puede mejorar la sostenibilidad de nuestras vidas. Cuando tenemos que comprar muebles, una buena idea es buscar muebles hechos de materiales reciclados .

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *