10 malos hábitos que debilitan el funcionamiento del sistema inmunológico

Mantener al sistema inmunológico fuerte es muy importante teniendo en cuenta el momento tan difícil que estamos viviendo. Por eso hoy veremos algunas prácticas negativas que solemos hacer con frecuencia y que afectan el funcionamiento de nuestro sistema inmune.

Ten en cuenta que muchas veces basta con implementar una dieta adecuada para desarrollar una respuesta inmune eficaz capaz de responder ante cualquier amenaza o que pueda disminuir los efectos de cualquier posible patología.

Veamos cuales son los malos hábitos que podrían debilitar el funcionamiento del sistema inmunológico:

Consumo excesivo de alcohol.

Se ha demostrado que el alcohol puede alterar seriamente al sistema inmunológico en muy poco tiempo. En un artículo reciente publicado en la revista Alcohol Research, los investigadores señalaron la existencia de una relación entre el consumo de alcohol y una reacción inmunológica lenta y debilitada.

Depresión.

Estudios han demostrado que la tristeza y la depresión tienen un fuerte impacto en el sistema inmunológico, en especial para los casos donde se pasa por un largo periodo de duelo por la pérdida de una persona cercana o muerte.

Consumo excesivo de sal.

Un estudio hecho por el personal del Hospital Universitario de Bonn, realizó pruebas en humanos y ratones con el fin de poder determinar cómo influyen algunos alimentos a las respuestas del sistema inmunológico. Se pudo concluir que consumir alimentos ricos en sal con frecuencia puede crear deficiencias inmunológicas. Según los resultados, cuando los riñones liberan el exceso de sodio contenido, se genera un efecto dominó que llega reducir la capacidad del cuerpo para combatir infecciones bacterianas.

4. Consumo excesivo de azúcar.

Comer alimentos con demasiada azúcar es otro mal hábito, y no se trata únicamente de las personas que padecen diabetes, sino que incluye a todos los consumidores de esta sustancia adictiva. Un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, determinó que después de haber pasado el ayuno nocturno (Las horas en las que dormimos), los voluntarios que fueron alimentados con al menos 100 gramos de azúcar experimentaron una reducción en la capacidad de reacción de las células inmunes para cuidar ante el ataque de las bacterias.

Esto no significa que sea necesario eliminar el consumo de azúcar en su totalidad, significa que se debe consumir con moderación para evitar alguna respuesta negativa.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Fumar.

La nicotina debilita al sistema inmune, especialmente si se consumen cigarros convencionales. Para el caso de los vapeadores, se ha demostrado que además de los efectos de la nicotina, también tiene efectos negativos en el cuerpo debido a otros agregados que contienen los líquidos.

Bebidas energéticas.

Es importante no excederse con el consumo de bebidas energéticas debido a su cantidad de cafeína, la cual puede intervenir seriamente con los ciclos de sueño, generando un funcionamiento más lento no solo del sistema inmune, sino de muchas áreas importantes para mantenerse saludable, por lo que quedaríamos mucho más expuestos a una posible infección o enfermedad.

Bajo consumo de fibra.

La fibra es un importante apoyo para funcionamiento del sistema digestivo y la microbiota intestinal, cuyo bienestar está muy relacionado con aspectos como el estado de ánimo y el funcionamiento regular del sistema inmunológico.

Altos niveles de estrés.

Pasar un periodo de mucho estrés debilita el funcionamiento del sistema inmunológico y debilita las defensas preparadas para actuar ante un ataque de microorganismos. Cabe recordar que el estrés está asociado a muchas enfermedades, entre ellas patologías estomacales, ansiedad, enfermedades cardiacas y desórdenes alimenticios, por lo que se recomienda tratar la causa del estrés y buscar métodos para relajarse cuando se pase por uno de estos episodios.

Bajo consumo de verduras.

Comer unas pocas verduras está mal. Las verduras proporcionan nutrientes importantes que ayudan a la reacción inmunológica, entre ellas las vitaminas A, C y el folato. Una buena alimentación es la base de la salud, por lo que una deficiencia de proteínas, vitaminas y minerales, además de un exceso de carbohidratos afectan el funcionamiento del sistema inmune. Todo esto teniendo en cuenta la investigación realizada por el Hospital Universitario La Paz (Madrid) y publicado en la revista Nutrición Hospitalaria.