¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Estilo de vida

Los 10 momentos más incómodos durante el sexo y cómo manejarlos

Hablar abiertamente sobre nuestra vida sexual con amigos puede resultar intimidante, ya sea para compartir problemas o para hablar de experiencias positivas. Sin embargo, normalizar nuestras vivencias es importante. ¿Pero qué sucede cuando ocurre algo extraño? Nuestra reacción inicial podría ser eliminar nuestras redes sociales y mudarnos a otro país. Algunos incluso optarían por ocultarse y nunca volver a hablar del tema, esperando que ambas partes olviden que sucedió. Sin embargo, debemos recordar que estas situaciones vergonzosas son completamente normales y no tienen por qué ser un problema.

1. Terminar demasiado rápido

Si las cosas terminan antes de lo esperado, no tengas miedo de pedirle a tu pareja que también te ayude a terminar. El sexo es un camino de doble sentido y la mayoría de las veces estarán encantados de ayudarte a ti también. Esta situación puede resultar incómoda y un poco decepcionante, dependiendo de las expectativas. Sin embargo, debes saber que también es incómodo para tu pareja, lo que significa que no hay motivo para preocuparse.

2. Quitarse la ropa interior moldeadora

Te encuentras con alguien en un bar y decides irte a casa juntos después de la cita, y las cosas se ponen candentes. La ropa comienza a volar por todas partes y de repente te das cuenta de que llevas puesta ropa interior moldeadora

No te preocupes, tienes algunas opciones aquí. Si te sientes completamente avergonzada y asustada, puedes disculparte para ir al baño y quitártela, lo que evitará la necesidad de quitarte esas ajustadas prendas íntimas frente a la persona y, de hecho, puede resultar poco sexy. Sin embargo, no hay ninguna razón para sentirte avergonzada por algo así, ya que muchas mujeres usan este tipo de ropa interior para sentirse más seguras. Ríete de ello con tu pareja y sigue adelante.

3. Durar demasiado tiempo

Han pasado 20 minutos desde que terminaste y en este punto sientes que tus entrañas son un saco de boxeo. Con una pareja amorosa, podría ser un poco más fácil pedir un descanso. Sin embargo, si se trata de una pareja nueva o una relación casual, puede resultar incómodo hablar de ello durante el acto.

Simplemente pregúntale a tu pareja si quiere probar una posición diferente o si le gustaría intentar algo nuevo. Es posible que comprendan que las cosas están durando más de lo que te gustaría o que eso también les ayude a terminar. ¡También es una buena oportunidad para probar algo nuevo!

4. Los ruidos «extraños»

El órgano vaginal puede ser algo extraño para algunas personas pero, en realidad, es genial y puede hacer ruidos extraños, especialmente cuando se introducen aire, fluidos y otras partes externas.

Foto Freepik

Es muy probable que tu pareja no esté familiarizada con los «extraños» ruidos que puedes hacer. Si ese es el caso, recuérdale amablemente que es normal, incluso ríete de ello y continúa con lo que están haciendo.

5. Cuando alguien se tira un pedo, de verdad

Si te sucede esto, lo primero que querrás hacer es desaparecer. Si es tu pareja quien lo hace, es posible que quieras huir dependiendo de la situación. En cualquier caso, esta situación es obviamente incómoda.

Es una función normal del cuerpo y, a veces, ocurre en los momentos más inoportunos. Simplemente ríanse de ustedes mismos. (Y tal vez enciendan una vela o un fósforo…)

6. Cuando quieren quedarse pero tú solo quieres estar en tu propia cama

Acaban de pasar un buen rato juntos y están listos para dormir abrazados, pero tu cama te está llamando después de esa sesión de ejercicio.

honesta con tu pareja sobre querer irte a casa. También puedes hacer compromisos y decir que te quedarás la próxima vez.

7. Realmente necesitas hacer pipí

Están en plena acción: hace calor, es sexy y lo están pasando bien, pero tu vejiga decide interrumpirte con un mensaje importante que dice ESTÁ LLENA. ¿Qué sucede si te detienes y corres al baño? ¿Arruinará el ambiente? No puedes hacer pipí en esos blancos y limpios sábanas, así que no hay muchas opciones aquí. ¿Deberías esperar? No, tu vejiga acaba de decirte que no puedes esperar.

En este caso, puedes parar y dejar que tu cuerpo haga lo suyo. Ten en cuenta que los orgasmos y la eyaculación femenina pueden darte la sensación de que estás a punto de hacer pipí. Si estás confundida o preocupada por alguna sensación, no dudes en hablar con un médico para asegurarte.

8. No poder excitarse

Puedes estar muy emocionada y lista para pasar a la acción, pero tu cuerpo simplemente no reacciona como deseas.

Sé paciente contigo misma y con tu pareja en situaciones como estas. No tiene nada que ver contigo ni con ellos, así que hazle saber a tu pareja que lo entiendes. Si esto se convierte en un problema persistente en la relación, hay muchas opciones disponibles para ambos, ¡así que habla con tu médico!

9. Cuando no entienden la anatomía femenina por completo

Es posible que algunas personas no hayan aprendido exactamente cómo funciona la vagina y la vulva en su educación sexual. Sin embargo, cuando no tienen idea de dónde está el clítoris o se equivocan de lugar, no hay muchas formas de explicar lo que se siente más que con el emoji .

Esto también puede ser doloroso y matar el deseo, así que pídele a tu pareja que te toque exactamente donde quieres. No solo evitarás que vuelva a suceder, sino que probablemente también disfrutes más del sexo. Si este tipo de accidente se convierte en algo habitual, tal vez sea hora de sentar a tu pareja y recordarle tanto tus límites sexuales como lo que estás buscando ambos.

10. Cuando terminas y te das cuenta de todo lo que has dicho

El sexo es apasionado e intenso, y somos criaturas sexuales, así que a veces decimos tonterías. Entonces, cuando estás acostada, después o bajo la ducha, y piensas en todo lo que has dicho y hecho, comienza la vergüenza.

El hablar durante el sexo es normal y divertido. Si temes que a tu pareja no le haya gustado, habla con él sobre lo que le gustaría la próxima vez. Sin embargo, es muy probable que a ellos les parezca igual de interesante que a ti y que encuentren un punto medio.

¡Recuerda que la comunicación abierta y el sentido del humor son clave para superar cualquier momento incómodo durante el sexo!

4.1/5 - (13 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira