Belleza

Puntos negros: errores más comunes que causan daños en la piel

Los puntos negros son un fenómeno común en los jóvenes, típico de las zonas de la piel ricas en glándulas sebáceas, como la nariz, las mejillas o la espalda. Una vez formados, pueden permanecer inalterados durante largos periodos, retroceder o degenerar en fenómenos inflamatorios de origen bacteriano. Por eso, en la adolescencia, los puntos negros se consideran la antesala del acné.

¿Por qué se forman los puntos negros?

Los puntos negros son esencialmente el resultado de la apertura de los llamados puntos blancos. Los puntos blancos son masas aceitosas que contienen sebo, queratina y a veces microorganismos, que se acumulan en el interior de los folículos pilosos.

¿Cómo podemos deshacernos y prevenir la aparición de los puntos negros en nuestro rostro sin dañar la piel?

Prevenirlos y eliminarlos es una tarea bastante sencilla; sin embargo, vas a necesitar algo de paciencia y perseverancia para llevar a cabo los diferentes métodos.

El primer remedio casero para eliminar los puntos negros es el buen cuidado de la piel: es importante realizar dos limpiezas faciales al día: una por la mañana al despertarnos y otra por la noche, ya que los puntos negros tienden a no aparecer con una buena limpieza diaria. No olvides exfoliar y retirar el maquillaje de la piel.

El segundo método natural que encontramos para deshacernos de los puntos negros es el agua con bicarbonato de sodio: Se trata de un remedio tradicional muy efectivo en el que solo debes calentar agua hasta el punto de ebullición y agregar 2 cucharadas de bicarbonato de sodio, luego debes exponer el rostro a los vapores que esta mezcla emana usando una toalla o un paño. De esta forma los poros se dilatarán y será más fácil extraer los puntos negros.

El tercer remedio son las mascarillas de arcilla: Este funciona tanto para eliminar los puntos negros como para prevenir su reaparición. La arcilla es depurativa para el cutis y la preparación es realmente sencilla: solo debes mezclar el polvo con un poco de jugo de limón, aplicar la mezcla sobre el rostro masajeando bien y dejando que actúe por 15 o 20 minutos. Se recomienda la arcilla verde o, para aquellos con piel delicada, la arcilla blanca. Cuando el tiempo haya finalizado, lava con abundante agua y observa: muchos puntos negros se han desprendidos solos. Si todavía quedan algunos, límpialos suavemente presionando con un pañuelo de papel.

El cuarto método son los exfoliantes naturales: Una buena forma para deshacerse de los puntos negros es la exfoliación semanal. Puedes hacer uno casero con miel, azúcar y limón: mezclando dos cucharaditas de miel, dos de azúcar morena y un poco de jugo de limón. Aplica la mezcla sobre tu rostro dando suaves masajes durante algunos minutos y enjuaga con abundante agua.

El quinto remedio son los parches de puntos negros DIY: Se trata de una pasta hecha con miel y leche: mezcla los dos ingredientes, mételos en el microondas y deja que se enfríe. Aplica sobre la zona afectada y coloca una tira de algodón. Una vez seco, retira tu parche casero y listo.

Síguenos en Google Noticias