10 razones para empezar a caminar una vez al día

caminar

Cuando la rutina se torna exigente siempre hay que buscar una manera drástica, pero sencilla e idónea que te permita drenar el estrés y el cansancio. Caminar puede ser la respuesta que buscas ¿Quieres saber por qué?

Hacer una caminata diaria puede ofrecer al organismo muchos beneficios que desconoces. Estos van desde el aspecto físico, tanto interno como externo, hasta el mental porque proporciona una gran agudeza para que puedas solventar mejor los inconvenientes que se presentan a lo largo del día.

¿Por qué una caminata diaria puede ayudarme?

El cuerpo necesita un tiempo para ejercitarse y así tener mayor reserva de energía para afrontar diferentes situaciones. Dedicar entre 30 y 40 minutos al día al ejercicio ayuda a optimizar el organismo y sus diferentes funciones. ¿Todavía no estás convencido de ello? Te presentamos algunas razones que te harán comenzar a caminar de una buena vez.

1.      Ayuda a iniciar el día con buen pie

Si antes de sumergirte en la jornada diaria te tomas un tiempo en la mañana para hacer una caminata promoverás la segregación de endorfinas en el cuerpo. Estos son neurotransmisores cuya función es hacernos sentir bien y felices.

2.      Previene la aparición de enfermedades

La acción de dedicarle un tiempo al ejercicio le da un plus de fortaleza al sistema inmune, colaborando así con la prevención de virosis o padecimientos crónicos.

3.      Serás más productivo

Al caminar estimularás tu sistema circulatorio y respiratorio, lo que te hará mucho más eficiente durante la jornada.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

4.      Potencia la creatividad

Por la misma segregación de endorfinas lograrás tener mayor visión para desbloquear ideas, lo que te puede ayudar a solucionar situaciones complicadas.

5.      Ayuda a regular el colesterol

El ejercicio es necesario no solo para estar en forma, sino también para mantener estable los niveles de colesterol, ya que ayuda a asimilar los excesos de grasas dañinas para el cuerpo.

¿Sabías que no importa el horario que elijas para caminar?

La hora que elijas para caminar no afecta los beneficios que ofrecen las caminatas, pero sí los hace variar. Elegir una hora de la mañana, por ejemplo, te ayudará a tener más energía, a fortificar el cuerpo y a hacer más ameno el día.

Los horarios de la tarde son más bien un complemento perfecto para ayudar a drenar las diferentes situaciones que se pueden presentar durante la jornada. Y las caminatas durante las horas de la noche ayudan a propiciar una mayor asimilación de nutrientes y a mejorar la calidad del sueño, ya que facilita el descanso porque además de relajar el cuerpo, relaja la mente.