12 alimentos prohibidos para un bebé menor de tres años

La alimentación es una parte fundamental para preservar la salud de los niños. El consumo de ciertas comidas podría causarles enfermedades en un futuro y además crearles malos hábitos.

Los padres se preocupan mucho por la alimentación de sus hijos, y asegurarse que esta sea siempre lo más saludable y equilibrada posible, huyendo de alimentos con poco valor nutricional o perjudiciales para su salud, tanto a corto como a largo plazo. Pero además de los alimentos poco recomendables, también hay alimentos prohibidos en la dieta infantil, según la edad que tenga el niño.

¿Qué no deben consumir los niños antes de los 3 años? Te contamos cuales son esos alimentos

Embutidos: Los embutidos abarcan alimentos como la salchicha y el salami. No aportan ningún valor nutricional al organismo y tienen altos niveles de sal y grasa.

Bebidas con cafeínas: La cafeína presente en bebidas como el café, el té y algunos refrescos como la Coca-Cola, es un estimulante y no es bueno para los niños. Su ingesta, de hecho, puede crear problemas para el sueño y el estado de ánimo del niño.

Frituras: Las famosas botanas como papas fritas, nachos, dedos de queso y nuggets, no son aptos para los niños menores de 3 años. Contienen mucho aceite y no aportan nutrientes al organismo, por lo que es mejor evitarlos.

Frutos secos: Los frutos secos pueden ser difíciles de tragar para los niños, ya que no se pueden deshacer, lo que podría provocar asfixia. Lo mejor es esperar hasta los 4 o 5 años, o bien, triturarlos para que puedan ingerirlos sin problema.

Bebidas energéticas: Estas bebidas no son buenas ni siquiera para los adultos, pero en los niños representan un riesgo mayor. Contienen altos niveles de azúcar, café y taurina, lo que puede provocar obesidad, dolores de cabeza, trastornos de conducta y del sueño. Lo mejor es que los pequeños consuman solo agua natural.

Comida chatarra: La comida chatarra es poco saludable para los niños. Esta categoría incluye alimentos como pizzas, hamburguesas, perritos calientes, galletas saladas, dulces y alimentos envasados. Estos alimentos tienen un valor nutricional muy bajo y muchas grasas y azúcares.

Cereales de desayuno: La mayoría de los cereales que se comercializan para los desayunos están muy descompensados por su altísimo contenido en azúcar, por lo que no son recomendables.

Leche desnatada: Ya pueden empezar a consumir leche, pero entera, ya que la grasa ayudará a similar las vitaminas A y D. Por el contrario, a partir de los tres años es que se recomienda la leche desnatada para evitar posibles problemas de colesterol y el sobrepeso.

Atún rojo: Este pescado tiene un contenido alto en mercurio, lo que podría ser muy peligroso para los niños, ya que es tóxico.

Sal: Este mineral podría ser muy dañino para el desarrollo de los riñones del bebé. Además, altera el sabor de los alimentos. Lo mejor es no usar nada de sal para cocinar la comida de los pequeños.

Mariscos: Los mariscos, como los mejillones y las almejas, pueden causar infecciones, intoxicación alimentaria y salmonela.

Azúcar: El azúcar puede causar adicción y es uno de los alimentos más perjudiciales para el organismo. Además, está relacionada directamente con la obesidad infantil.

Carne cruda y pescado: Son peligrosos para el organismo del bebé porque pueden contener gérmenes y agentes patógenos que causan infecciones intestinales.