Belleza

Los 5 mitos de la belleza que debes conocer en verano

¿Es cierto que el cloro hace que el cabello se vuelva verde? ¿Se puede reemplazar el after sun con crema corporal? ¿Con qué frecuencia puedes lavarte el pelo en la playa? Estas son solo algunas de las muchas preguntas que tenemos que responder en el verano cuando encontramos el tiempo para cuidar nuestra belleza. Pero ojo, hay muchas medias verdades que están circulando….

Rumores, falsedades y mentiras. Cuando hablamos de remedios naturales hemos escuchado de todo, desde el cloro de la piscina que cambia el color del cabello a verde hasta la crema corporal que puede reemplazar con facilidad al after sun.

Sin embargo, las noticias falsas también transitan en el marco de la belleza, más que nada durante esta época de altas temperaturas, cuando todos estamos propensos a buscar alternativas que nos garanticen buenos resultados con el cuidado de nuestro cuerpo. Por esta razón, hoy te venimos a contar varias verdades que debes saber antes, durante o después de las vacaciones.

Exfoliar la piel en verano.

Muchos consideran el exfoliante como una verdadera panacea para la piel, en cualquier época del año, pero quizás más aún en el verano. Con el exfoliante, la piel no solo aparece más tersa y regenerada en la capa superficial, sino que estaría más propensa a broncearse mejor, adquiriendo un color más uniforme. Sin embargo, hay que tener cuidado de no realizar este tratamiento más de 1 vez a la semana, ya que podría ser muy pesado para la dermis.

No tienes que volver a aplicarte protector solar después del baño.

Esto es completamente falso. Aplicarse protector solar es algo muy importante, ya que garantiza una protección contra los rayos del sol más efectiva: esto se aplica a todos los productos, incluso los que son resistentes al agua, por lo que, después de nadar en el mar o en la piscina o después de sudar, se debe volver a aplicar protector solar.

El agua de mar ayuda a combatir la celulitis.

Muy cierto. Es verdad que dar un paseo con las piernas sumergidas en el mar no hará milagros, pero el masaje de las olas contribuirá al mejoramiento de la circulación, y la ósmosis que ejercen las sales que contiene el agua del mar te ayudará a drenar el exceso de líquido. Por lo tanto, el mar puede ser un gran aliado para combatir la piel de naranja.

Caminar por la arena es bueno para los talones y los pies agrietados.

Falso. De hecho, caminar por la playa sin nada en los pies podría empeorar el problema, ya que la fricción de la arena generalmente reseca la piel, haciéndola más propensa a padecer más grietas o inflamaciones. Para dar solución a esta problemática durante las vacaciones, puedes intentar aplicar una crema nutritiva todos los días, y cuando estés en casa nuevamente, agenda una cita con tu esteticista para realizar una pedicura.

No laves con mucha frecuencia el pelo durante el verano.

Lavarse demasiado el cabello lo priva de sus aceites naturales provocando que se seque, mientras que en algunos casos puede estimular excesivamente la producción de sebo. La frecuencia de los lavados debe tener en cuenta el tipo de piel, la raíz y la hidratación del cabello, por lo que no existe una regla real. Si la tentación de lavarse con champú a diario es muy fuerte, intenta enjuagarlo solo con agua, sin usar champú, al menos cada dos días.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira