LifeStyle

Estas son algunas razones por los que siempre tienes frío

Es normal querer abrigarse un poco más cuando las temperaturas bajan, pero ¿Has sentido que tienes frío la mayor parte del tiempo? Para todo esto existe una explicación científica. De hecho, existen varios factores que pueden hacer que sientas más frío.

El género

Científicamente se ha demostrado que las mujeres son más susceptibles a las temperaturas. Al parecer, el género femenino es más propenso a sentir frío incluso cuando las temperaturas no son tan bajas. Esto se debe a que las mujeres presentan una menor tasa metabólica en comparación con los hombres, por lo que llegan a sentir frío con mayor facilidad. De igual forma, influyen las hormonas, especialmente los estrógenos.

La glándula tiroides y la microcirculación

Cuando sueles tener frío a cada momento y sientes que tus manos y pies se están congelando, tal vez el problema esté relacionado con la microcirculación. Esto no quiere decir que sufras de problemas de circulación, ya que es la microcirculación periférica la que influye en la percepción del frío, generando también reacciones específicas y reconocibles como un color más claro en la piel en el lugar del cuerpo en donde hay más dificultad para adaptarse a la temperatura del entorno.

Del mismo modo, otra posible causa podría guardar relación con la tiroides. Las hormonas producidas por la glándula tiroides afectan la termogénesis (producción de calor por parte del cuerpo) y una tiroides con déficit en su funcionalidad puede provocar una sensación de frío constante y mayor en comparación con quienes tienen una tiroides equilibrada.

Dieta inadecuada

Llevar una alimentación estricta, que sea excesivamente baja en calorías o con carencia de hierro, puede generar una sensación de frío. Esto es gracias a que los nutrientes siempre tienen una acción primaria sobre la termogénesis y el metabolismo basal.

En realidad, una dieta vegetariana o vegana no es necesariamente una alimentación pobre en hierro, y si se sigue bajo la supervisión de un especialista sin duda es una dieta saludable y balanceada. De igual forma, una alimentación rica en proteínas animales no garantiza la absorción del hierro. De hecho, este mineral siempre necesita la cantidad adecuada de vitamina C fresca para poder fijarse.

Por lo tanto, para mantener el cuerpo en equilibrio, se necesita una dieta sana y balanceada, además de estar bien diseñada y que se adapta a las necesidades y al estilo de vida de cada persona, claro, todo bajo la supervisión de un nutricionista.

¿Qué se debe hacer para sentir menos frío? ¿Existe algún truco para estar más cálidos?

En primer lugar, es esencial mantener una temperatura corporal constante y evitar la pérdida de calor, por lo que se recomienda vestirse de una manera que la ropa no influye en la circulación sanguínea, es decir, no utilizar prendas muy ajustadas y, preferiblemente que la ropa esté hecha con fibras naturales.

Asimismo, es importante llevar un estilo de vida saludable: una alimentación equilibrada y completa, acompañada de rutinas de entrenamiento diario y jornadas de sueño de 8 horas para que el cuerpo pueda mantenerse saludable.

Por otro lado, ingiere bebidas calientes como el té o las infusiones y evita completamente el consumo de bebidas alcohólicas, ya que provocan el efecto contrario: al principio calientan, pero poco a poco aumentan la sensación de frío.