LifeStyle

2 ingredientes efectivos para eliminar las hormigas en cuestión de minutos

Es un problema muy común en la cocina de cualquier hogar, sobre todo durante el verano, la aparición de colonias de hormigas hambrientas invadiendo nuestra despensa.

Las llamadas hormigas del azúcar son tan pequeñas que a menudo ni siquiera son perceptibles ante nuestros ojos si no miramos con atención. En muchas ocasiones, solo encontramos unas pocas de ellas y esto no nos alarma, pero sin duda alguna es una señal que nos dice que muy cerca de nosotros se encuentra una colonia.

Las golosinas y lo azucarado son sus alimentos favoritos, y cuando notan, aunque sea solo un grano de azúcar, alertan a todas sus compañeras para que comiencen la búsqueda en los alrededores. Sabiendo lo insistentes que pueden llegar a ser, hoy queremos recomendarte un remedio muy efectivo y que muchos tienen disponibles en la comodidad de su hogar, además de que solo requieren del uso de dos ingredientes naturales.

El primer ingrediente puede parecer algo contraproducente, ya que se trata del azúcar, pero no te alarmes, solo la utilizaremos como cebo, y el bórax (sal de boro, un ingrediente utilizado en la fabricación de detergentes), que está disponible en el mercado a un costo muy bajo. Como ves, esta solución no implica el uso de ningún tipo de pesticida, sino que es un remedio menos invasivo pero igual de letal para los insectos.

¿Cómo se prepara?

Comienza mezclando media taza de azúcar con una o dos cucharadas de bórax hasta que obtengas una mezcla homogénea. Luego agrega un poco de agua caliente y continúa mezclando para que los dos componentes se disuelvan mejor, ten en cuenta que la mezcla no debe ser líquida sino pastosa. Deja reposar la mezcla durante algunas horas y estará lista para ser utilizada.

Hay dos formas diferentes de poner en marcha la efectividad de este eliminador de hormigas, y aquí te mostraremos como hacer ambas. La primera consiste en echar un poco de la mezcla en el tapón de una botella o de un recipiente, y colocar la trampa lo más cerca del hormiguero que se pueda. El segundo método consiste en sumergir pequeñas bolas de algodón dentro de la mezcla para que pueda atrapar aún más hormigas cuando se coloque cerca de su hormiguero.

En cualquiera de los dos casos, cuando las hormigas lleven los granos de la mezcla al interior de su hormiguero, la colonia desaparecerá en muy poco tiempo. La elección de qué método utilizar depende exclusivamente de tu preferencia, ya que ambos son igual de efectivos. Además, si te sobra un poco de la mezcla puedes guardarla en un frasco de cristal hermético y utilizarla cuando sea necesario.

Publicaciones relacionadas