20 alimentos aliados contra la presión arterial alta

La presión arterial alta no da síntomas llamativos, pero aumenta en gran medida el riesgo de infarto e ictus.

Una dieta saludable es esencial para reducir la presión arterial y mantener niveles óptimos.

Las investigaciones han demostrado que incluir ciertos alimentos en la dieta, especialmente los ricos en nutrientes específicos como el potasio y el magnesio, reduce los niveles de presión arterial. Veamos algunos alimentos aliados.

Alimentos necesarios para combatir la presión arterial alta

Los cítricos, incluidos los pomelos, las naranjas y los limones, pueden tener un efecto favorable en la reducción de la hipertensión.

Las zanahorias, el apio y los tomates son otros 3 alimentos, al igual que el brócoli, el yogur griego, las semillas de chía, la remolacha y las espinacas.

Los pescados grasos son una excelente fuente de grasas omega-3, que tienen importantes beneficios para la salud del corazón.

Incluye también en tu alimentación las alubias y las lentejas, que son amigas en la lucha contra la hipertensión.

Las acelgas son una verdura rica en nutrientes, como el potasio y el magnesio.

Las semillas de calabaza son una fuente de magnesio, potasio y arginina, un aminoácido necesario para la producción de óxido nítrico, que es esencial para relajar los vasos sanguíneos y reducir la presión arterial.

Los arándanos, las frambuesas, las moras, las zarzamoras y las fresas son algunas de las bayas que se han asociado a los efectos de reducción de la hipertensión.

Lo mismo ocurre con los pistachos, que son ricos en una serie de nutrientes esenciales para la salud del corazón.

Cuidado con la sal en la dieta

Es importante cuidar algunos aspectos relacionados con la dieta, como el exceso de sodio.

Si consumimos demasiada sal, el cuerpo retiene líquidos, lo que aumentará la presión arterial.

La cantidad recomendada es de 1,5 miligramos (mg) al día para las personas con presión arterial alta.

Y la verdad es que no hace falta mucho sodio para alcanzar ese límite diario.

Por este motivo, es muy importante leer las etiquetas de los productos envasados y comprobar las cantidades si preparas la comida en casa.

También puedes leer: La deficiencia de vitamina D hace que sea más difícil perder peso