Cocina, recetas y alimentos

Trucos para preparar un delicioso risotto

El risotto es una deliciosa preparación italiana cuyo ingrediente principal es el arroz. Este es un platillo que parece muy complicado de hacer, pero no lo es. Sin embargo, el truco para preparar esta receta es, además de ingredientes extraordinarios, tener mucha paciencia y ganas de “menear” la cuchara. A continuación, te contaremos algunos trucos para obtener un delicioso risotto.

No dejes que se seque.

Añade el líquido poco a poco, pero no dejes que se seque demasiado, de lo contrario, su proceso de cocción no será uniforme.

Apagar con un poco de anticipación.

El arroz siempre debe apagarse unos minutos antes de que finalice la cocción con el fin de que esté al dente al servirlo.

Darle la consistencia adecuada.

Cuando el risotto tiene una consistencia perfecta se dice que es “all’onda”: ni muy duro ni muy aguado. La consistencia indicada es la de una crema espesa.

Usa un buen caldo.

Para preparar un risotto excepcional, en vez de caldo en cubitos o caldo granulado, usa el que está elaborado con verduras, carne o pescado (según el condimento del risotto).

No laves el arroz.

El arroz no debe lavarse, de lo contrario se empezará a escamar cuando se esté cocinando, esto hará que las sustancias que ayudan a que tenga un mejor rendimiento se pierdan.

Sé cuidadoso y prepáralo con mucho amor.

El risotto es una receta que necesita de mucha atención. Debes estar pendiente de la preparación, cuidarla en momentos y formas específicas. No dejes que se cocine por sí misma, está al tanto de cada etapa de preparación.

Revuelva con frecuencia.

Remueve el arroz con frecuencia, para esparcir uniformemente el almidón que produce, ya que, de otra forma terminaría depositado todo en el fondo de la olla, pegado. Por ello, es necesario e importante revolver constantemente al principio y al final de la cocción.

Escoge un tipo de arroz de calidad.

Por lo general, el arroz que más utilizan para preparar los risottos es el arroz Carnaroli, ya que tiene un mejor rendimiento debido a que se cocina bien y no se pega. Asimismo, el Vialone nano es muy bueno y también muy usado. Independientemente del tipo de arroz, es fundamental que sea de excelente calidad.

Calcule bien los tiempos.

El tiempo de cocción no es el mismo para todos los tipos de arroz, se debe prestar atención a lo que se encuentra escrito en los paquetes, ya que, además de que no son los mismos, también varía de una marca a otra. Si el arroz se cocina por mucho tiempo perderá algunas de sus propiedades nutricionales, pero si el tiempo es demasiado corto será más difícil de digerir.

Tostar el arroz

Es muy importante el tostado del arroz. Este es un procedimiento mediante el cual se impregna con la grasa de cocción, esto permite que los granos queden bien despegados y firmes, dando consistencia y sabor al risotto.

Para tostar el arroz hay que echarlo en los jugos de cocción de su preferencia, pueden ser aceite y cebolla dorada, y cocinarlo a fuego alto hasta que se vuelva brillante y semitransparente. Evidentemente, hay que darle la vuelta de forma continua, de lo contrario puede quemarse en esta delicada fase.

Solo después de asar se puede agregar el líquido de cocción (generalmente caldo).