Belleza

Esto es lo que pasa cuando dejas de usar sostén por mucho tiempo

No usar ropa interior es una decisión personal. Aquí lo malo y lo bueno

Esta prenda femenina está diseñada principalmente para sostener y contener los senos de las mujeres, asimismo, cumplen otras funciones como aumentar el tamaño o mejorar la forma. Sin embargo, un gran porcentaje del sexo femenino sabe perfectamente lo bien que se siente que, luego de un arduo día de trabajo o de estudio lleno de estrés y preocupaciones, se liberen los senos de ese encierro por el sujetador. Esa sensación de libertad no tiene precio, dicho de otra forma, esta prenda íntima femenina no es para nada cómoda. Es por eso que en este artículo te contaremos 5 cosas que suceden cuando dejas de usar sujetador durante un tiempo.

Firmeza en los senos.

Muchas investigaciones realizadas han demostrado que esta prenda femenina hace que los músculos de los pechos se debiliten, lo que ocasiona que los senos se caigan. Por lo tanto, si acostumbras a usar con mucha frecuencia el sostén, harás que tus senos pierdan la capacidad de levantarse naturalmente.

La forma de los senos cambia.

Si lo que deseas es que tus pechos mantengan su forma natural, no uses sostén, ya que este impide que la capacidad para apuntar hacia fuera, además de que evita que su curva natural se forme debidamente. Para obtener buenos resultados solo debes evitar el sujetador por un tiempo, eso sí, ten mucha paciencia porque toma bastante tiempo ver los cambios.

Comodidad.

Hay que reconocer que llevar puesto un sujetador, sobre todo si se usa durante todo el día, es muy incómodo. ¿A quién le gusta sentir 2 tiras que aprietan con fuerza los hombros y los pechos? A nadie, por eso no es raro que las mujeres se sientan extremadamente bien al llegar a casa y quitar el sujetador.

El tamaño de tus pechos aumenta.

¿De verdad es posible? De hecho, la respuesta es muy fácil: si no usas esa prenda que sostenga y contenga tus pechos, estos se verán en la obligación de contrarrestar la gravedad, haciendo que estos se fortalezcan y a su vez crezcan. Además, esto te ayuda a mantener la espalda recta, resaltando el tamaño de tus senos.

Tus senos tienen mayor libertad.

Si la talla del sujetador que utilizas no es la correcta o usas uno que no es acorde a la forma de tus pechos, la circulación de la sangre se deteriora, trayendo como consecuencia problemas en la respiración. Es por eso que los pechos sin ningún tipo de amarre contribuyen a una buena respiración, además de librarte de la incómoda sensación de llevar puesto un sujetador.