Belleza

¿Quieres tener un vientre plano? Practica el vacío abdominal y lo conseguirás

El vacío abdominal está centrado en la respiración y procede de las metodologías de yoga predestinadas a dirigir la energía vital o el prana, permitiendo fortalecer los músculos abdominales.

¿Por qué el vacío abdominal ayuda a tener un vientre plano?

El vacío es un ejercicio abdominal hipopresivo, el cual consiste en una respiración torácica que utiliza directamente el diafragma y ayuda a fortificar los músculos profundos del abdomen, ayudando a tener un vientre plano al quitar la presión ejercida sobre los músculos abdominales, el perineo y las vísceras.

¿Por qué debemos fortalecer los músculos internos del abdomen?

Si tus músculos internos del abdomen no están tonificados, tus vísceras se inclinan hacia delante, creando una grande panza. Las malas posturas provocadas por estar demasiado tiempo sentado frente al ordenador, el coche o frente al televisor, provocan un acortamiento de los músculos de la parte posterior del cuerpo, como los lumbares en la parte baja de la espalda, y los isquiotibiales en la parte posterior de los muslos. Te encorvas, tu espalda se redondea y tu columna se acorta, ejerciendo presión sobre los músculos abdominales y todo el suelo pélvico, o periné.

¿Cómo elimina el exceso de grasa abdominal? 

El vacío abdominal ayuda a fortalecer el músculo transversal. El músculo transverso tiene como principal función actuar sobre las vísceras abdominales que comprime contra la columna vertebral. En la efectividad de este ejercicio la respiración cumple un papel importante. Aquí entra al juego el diafragma y a su vez el perineo. Y si el periné está involucrado en este ejercicio, ejercitará también el transverso. Todos estos músculos profundos intervienen en sinergia y ayudan a conseguir una cintura pequeña y tonificada.

¿Cómo practicar este ejercicio y cuánto tiempo se debe hacer para obtener un vientre plano?

Inhala profundamente mientras haces presión en el estómago como si intentaras que el ombligo se topara con tu columna vertebral. Mantén el vientre contraído mientras respiras por la nariz suavemente, debe ser al menos 3 o 5 respiraciones al principio. Luego, libera el aire de la contracción expulsando todo el aire de los pulmones. Respira constantemente por la nariz de forma pasiva cuando practiques el vacío abdominal, ya que actúa sobre tu fuerza psicológica y física. Puedes realizar este ejercicio de 5 a 10 minutos diariamente, incrementando progresivamente los tiempos de contracción. Puedes realizarlo en cualquier posición, puesto que es un ejercicio sencillo que puede practicar en cualquier sitio.