LifeStyle

Las toallas de tu casa esconden peligrosas bacterias

Muchos de ustedes seguramente se han preguntado alguna vez cuáles son los objetos más limpios y sucios de su hogar. Hace poco tiempo se descubrió que las sillas de coche para niños, hechas de tejidos especiales, capaces de absorber golpes y choques, son en realidad los objetos más sucios (este tipo de tejido parece absorber gérmenes). Sin embargo, estudios muy recientes, coordinadas por Charles Gerba, han establecido que las bacterias coliformes, las que a menudo son responsables de la diarrea, están presentes en las toallas y servilletas de mesa.

Según Charles Gerba, autor del estudio sobre la limpieza de las toallas, no todo el mundo se lava las manos con la dedicación que requiere, frotando bien las palmas, pero también el envés de las manos, las uñas, los dedos, y que al secarse con una toalla, se están trasladando las bacterias a un lugar perfecto para ellas, donde mantienen la humedad porque además se dejan en lugares oscuros y poco ventilados.

¿Por qué estos objetos son tan propensos a la proliferación de gérmenes peligrosos? Un objeto o entorno debe tener las siguientes características para atraer o ser un hábitat para las bacterias: presencia de material orgánico, ser cálido y estar en un ambiente húmedo.

Para no tener problemas de salud ni infecciones, Charles Gerba recomienda lavar las toallas cada dos días, así las mantendremos lejos de las bacterias.