Belleza

El bicarbonato y el limón para decirle adiós a los granos y puntos negros

Para eliminar eficazmente los puntos negros y las espinillas puedes utilizar el bicarbonato y el limón: descubramos cómo utilizarlos de la mejor manera.

Los granos y las espinillas son un problema muy extendido a todas las edades. Este tipo de problemas afectan tanto a las mujeres como a los hombres y, a menudo, para eliminarlos se gasta mucho dinero en comprar remedios específicos. De hecho, para eliminarlos también puedes aprovechar algunos ingredientes naturales como el bicarbonato y el limón.

Al mezclar estos dos productos se puede crear un compuesto capaz de eliminar el sebo de los poros y también la piel muerta. Gracias a este exfoliante natural podrás mejorar el aspecto de tu rostro.

Bicarbonato y limón contra los granos y puntos negros

Para eliminar los granos y puntos negros de la cara puedes hacer una mascarilla con bicarbonato de sodio y limón. Estos dos ingredientes son muy útiles para limpiar la piel del rostro en profundidad, eliminando así las toxinas y los residuos de grasa que forman las imperfecciones.

Es un remedio sencillo y natural que da grandes resultados desde la primera aplicación.

Para hacer una mascarilla facial, se recomienda mezclar dos cucharadas de bicarbonato de sodio, dos cucharadas de agua y un poco de zumo de limón. Mezclar todo y hacer una mezcla homogénea. Extender la mascarilla sobre la piel del rostro con un movimiento circular. Frotar bien en las zonas donde hay granos para que la mezcla actúe de la mejor manera.

Enjuagar después de 15 minutos con agua tibia. La piel se enrojece inmediatamente, pero al cabo de unos minutos recupera su color natural. Se recomienda aplicar una crema calmante e hidratante para eliminar la sensación de ardor. Repita este tratamiento dos veces por semana.

Le sugerimos que utilice este remedio sólo por la noche para que la piel de la cara no esté expuesta al sol. Los rayos del sol pueden irritar aún más la piel provocando un eritema.