LifeStyle

¿Ya conoces los efectos de beber agua en ayunas?

Hemos leído que beber agua por la mañana al despertarse es bueno para la salud, pero también están los que dudan. ¿Es bueno o malo beber agua por la mañana al levantarse?

El cuerpo humano se compone en un 70% de agua, motivo por el que necesita del preciado líquido con mucha frecuencia. De hecho, existen muchos problemas de salud, tanto a largo como a corto plazo que se derivan de la deshidratación. Algunos de estos problemas de salud relacionados con la falta de líquidos en el organismo son la migraña, dispepsia, hipertensión, cálculos renales, cáncer de mama, cáncer de útero, sinusitis, tuberculosis pulmonar y obesidad, entre otros.

La población japonesa, por ejemplo, es conocida por ser una de las culturas más delgadas y su hábito de beber agua nada más al levantarse. Te recordamos que es importante beber al menos 650 ml de agua por la mañana después de despertarse para obtener todos los beneficios de los que vamos a hablar.

Entonces, beber agua con el estómago vacío tiene muchos beneficios, de hecho, en ayunas comienza por limpiar el estómago y reducir el riesgo de padecer un gran número de enfermedades, también ayuda a purificar el colon y a mejorar la capacidad del estómago para absorber los nutrientes obtenidos por los alimentos.

Por si te lo estás preguntando, la ingesta de agua en ayunas no tiene efectos secundarios. Beber agua por las mañanas apenas al levantarse ayuda a la desintoxicación y la evacuación de las toxinas acumuladas en el cuerpo. Igualmente, previene el dolor de cabeza, siendo la deshidratación una de las principales causas.

Beber agua con el estómago vacío previene la formación de cálculos renales, el desarrollo de infecciones en la vejiga, y rehidrata el cuerpo después de una noche sin consumir líquido alguno.

Por si fuera poco, un vaso de agua antes del desayuno reduce el consumo de calorías a lo largo del día. Un consumo elevado de líquidos ayuda a reducir la ingesta diaria de calorías porque ayuda a prolongar la sensación de saciedad. Un estudio científico reciente ha descubierto que beber agua antes del desayuno reduce en un 13% la ingesta de calorías de la siguiente comida.

También se ha demostrado que beber agua por la mañana ayuda a perder peso y potencia el funcionamiento general del cerebro. Las investigaciones demuestran que una deshidratación leve o deficiente puede afectar negativamente al estado de alerta, la concentración, la memoria a corto plazo y el rendimiento físico.

Por último, veamos cuáles son los 7 beneficios de beber agua por la mañana al levantarse:

Limpia el estómago y reduce el riesgo de padecer un gran número de enfermedades.

Mejora la capacidad del estómago para absorber nutrientes obtenidos por los alimentos.

Previene los dolores de cabeza.

Previene la formación de cálculos renales y desintoxica el organismo.

Reduce la ingesta de calorías a lo largo del día y prolonga la sensación de saciedad.

Ayuda a perder peso.

Mejora el rendimiento mental.