Cocina, recetas y alimentos

Trucos para organizar y conservar las especias en la cocina

He aquí 5 sencillos consejos sobre la mejor manera de guardar nuestras especias en la cocina. ¡Descubramos algunos secretos sobre las especias!

Las especias son uno de los ingrediente más importante en nuestra cocina. Las utilizamos para darle un mejor sabor a las comidas, pero en realidad las especias pueden dar un toque muy distintivo a los alimentos, por lo general, es ese sabor peculiar que marca la diferencia entre un platillo bien hecho y una comida fantástica y apetitosa. Algunas de estas maravillosas especias son la pimienta, la guindilla, la nuez moscada, el curry, el azafrán, el pimentó, el regaliz, entre otros.

Entonces, ¿Cómo almacenar las especias?

Este tema siempre ha levantado revuelo en el mundo de la cocina, pero hacer que las especias perduren es algo muy sencillo, solo hay que seguir unas pequeñas recomendaciones con el fin de que su consistencia se prolongue por más tiempo y sus propiedades se mantengan.

No las guardes en recipientes de plástico.

Algo que siempre debes tener en cuenta es sacar las especias de sus envases de plástico y guardarlas en recipientes de cristal o cerámica. Pero, ¿por qué esta norma? El plástico es un tipo de material que no favorece la conservación de los aromas de las especias ni preserva sus propiedades organolépticas. Esta es una excelente oportunidad para reciclar el plástico y utilizar en su lugar vidrio o cerámica. Además, los envases de vidrio suelen estar equipados con un eficaz cierre hermético, que es bueno para conservar los aromas.

Aleja las especias de lugares húmedos y calurosos.

La humedad y el calor son enemigos para la conservación de las especias. A pesar de que guardarlas sobre la campana extractora de la cocina sea muy funcional, no es para nada una buena idea, ya que las especias corren el riesgo de dañarse con más rapidez. En muchas ocasiones, estas situaciones pueden generar moho o formar grumos.

Opta por las especias enteras.

Al momento de elegir entre una especia entera o una en polvo, la mejor opción son las primeras, ya que estas conservan mejor el sabor. Otro buen consejo es no utilizar la batidora para moler las especias, mejor usa el mortero, puesto que esto también contribuye a un mejor mantenimiento del sabor, el aroma y las propiedades de la especia.

Asegúrate de tener las manos o los cubiertos secos cuando vayas a utilizarlas.

Muchas veces, no nos percatamos de que agregamos las especias a los alimentos con las manos húmedas. En definitiva, es un mal hábito que se debe mejorar cuanto antes, ya que el agua es otro enemigo de la conservación de las especias. Incluso una simple cucharilla que no esté completamente seca podría soltar agua y a partir de ahí comenzar la formación de pequeños mohos en nuestro tarro de especias.

¿Cómo conservar las especias frescas?

Cuando se habla de aromas, una de las preguntas es cómo conservar las especias y hierbas frescas. En general, la forma más habitual de conservar las especias frescas es congelarlas. Este es el método más rápido y sencillo y, en esencia, permite mantener el aroma de las especias casi inalterado.

Antes de almacenarlas en el congelador, recuerda lavarlas y dejarlas secar muy bien. Puedes cortar las especias directamente según el uso que más te convenga y luego colocarlas en bolsas herméticas, o incluso en cubiteras con un poco de aceite

¿Cuánto tiempo perduran las especias?

Las especias no se estropean realmente como otros alimentos, sino que simplemente pierden su olor y sabor una vez que han caducado. En general, las especias molidas deben consumirse en un plazo de 6 meses, mientras que las enteras pueden durar 1 año.

Recuerda que la vida útil de las especias también varía en función del tipo de especia, por ejemplo, las semillas de mostaza pueden durar hasta 3 años. En definitiva, con un almacenamiento adecuado, las especias pueden durar mucho tiempo en la cocina, por lo que podemos tener a mano excelentes ingredientes para aromatizar nuestros platos y hacerlos únicos.