Belleza

3 consejos para empezar con éxito la operación bikini

Para comenzar con una buena operación bikini, lo más importante es hacerlo con el tiempo suficiente, ya que así podrás hacerlo de forma más saludable y obtener los resultados deseados antes de que llegue el verano. Ten en cuenta que la prisa no es buena compañera para este tipo de procesos.

La operación bikini es mucho más compleja que perder unos cuantos kilos para lucir mejor en la playa. Se trata de preparar la piel desde dentro hacia fuera para recibir los rayos del sol y obtener tantos beneficios como sea posible. El objetivo principal es mejorar algunos de los aspectos más descuidados durante el invierno, por lo que es importante comenzar con buen pie.

Los milagros no van a solucionar nuestros problemas de peso, así que es mejor tomarlo con seriedad para evitar desagradables sorpresas. La determinación es importante para lograr todos tus objetivos, pero no es suficiente para alcanzar el verdadero éxito. Sin el esfuerzo suficiente, sin compromiso, sin perseverancia y, sobre todo, sin un verdadero deseo de cambio, llegará el verano y te darás cuenta de que no solo no completaste la operación bikini, sino que los resultados están mucho más allá de lo deseado.

Siguiendo con esta idea, lo primero es fijarse objetivos realistas que puedan cumplirse en el tiempo disponible. ¿A qué aspiras? Si quieres saber cuánto peso necesitas perder, de cuánto tiempo dispones y cuál es la meta más realista a la que puedes aspirar, tienes que empezar con las cuentas claras, así que tienes que comenzar pesándote. Por terrible que parezca, un número no determina quién eres.

Por otro lado, perder más de 1 kilo a la semana es contraproducente, poco realista y beneficioso para la salud. Una pérdida de peso saludable promedia entre los 2,5 y 3 kilos al mes, teniendo en cuenta las necesidades y características físicas de cada persona. Una vez que conozcamos nuestro estado general y cuando queremos perder, solo nos queda definir cuál puede ser el verdadero objetivo antes de la llegada del verano.

Alimentación, ejercicio y productos cosméticos.

Se necesitan 21 días para desarrollar un hábito, y este debe ser nuestro primer objetivo para la operación Bikini: cambiar los malos hábitos por unos mejores. Empieza con cosas pequeñas, elimina los refrescos y aumenta tu consumo de agua, después abandona los productos procesados y disfruta de las frutas y verduras de temporada, también es un buen consejo aprender a cocinar de forma más saludable y disfrutar de la comida de verdad.

Comienza a hacer ejercicio, basta con caminar para perder peso. Cuando te acostumbras a salir todos los días al menos una hora teniendo un ritmo constante, podrás quemar mucha grasa. Con el paso de los días, tu organismo se acostumbrará a la actividad física y tendrás que aumentar el ritmo, en ese momento tendrás que poner en práctica ejercicios de fuerza para quemar más calorías, esto no solo te permitirá perder peso, sino que también estarás más tonificada y estilizada.

Por último, comienza a usar cosméticos para mejorar el tono de tu piel, ya que la hidratación es fundamental. Por ejemplo, un tratamiento anticelulítico te ayudará a mejorar la piel de naranja y, combinada con una dieta sana y ejercicio, te permitirá lucir una piel más tersa en poco tiempo. Por otra parte, para los senos es muy importante utilizar productos reafirmantes, ya que estos sufren mucho con los cambios de peso.

Como puedes ver, se empieza con pequeños cambios para obtener grandes resultados, una vez que te acostumbras a cuidar tu cuerpo y se nota en tu salud, dejas de pensar en que se trata de algo temporal y empiezas a disfrutar de los cambios en tu estilo de vida.

Síguenos en Google Noticias