3 consejos para tener siempre unas manos y uñas bellas

¿Cómo tener siempre unas manos y uñas bellas? Las manos son la carta de presentación, pero tener las uñas quebradizas puede arruinar cualquier momento.

Las manos son nuestra tarjeta de presentación, así como nuestra mejor herramienta de trabajo diario, por lo que es importante saber cómo tener siempre unas manos suaves y unas uñas fuertes, comprender cómo fortalecerlas, pero también cuáles son los errores a evitar o limitar, para asegurarse de que esta parte del cuerpo se vea siempre hermosa.

Si las uñas se descascaran y se rompen, a menudo depende de su estado de salud, sin olvidar la correcta hidratación. Por eso siempre es aconsejable beber mucha agua al día, por lo menos los 2 litros que el cuerpo suele necesitar diariamente.

  1. Hidratar y nutrir las uñas y las manos

Al igual que muchas partes del cuerpo, las uñas y las manos necesitan una hidratación constante para evitar la sequedad y el daño celular, también para evitar que las uñas se debiliten.

Intente llevar siempre una buena crema hidratante o un aceite nutritivo que se aplique sólo en las uñas y las cutículas. para usar cuando esté fuera de casa, después de lavarse las manos y siempre que sea necesario.

Los tratamientos curativos y fortalecedores en forma de esmalte de uñas también son muy útiles, porque pueden aplicarse fácilmente como base de prepulido o por sí solos, haciendo que la uña esté brillante y sana.

  1. No se someta a demasiados tratamientos invasivos

Hay muchas personas que se someten a tratamientos de arte de uñas que, a la larga y especialmente si no son realizados por profesionales, pueden debilitar las uñas, arruinándolas. Incluso el esmalte de uñas y el disolvente pueden desgastar las uñas. Para evitar que se vuelvan demasiado frágiles, es mejor tomar un descanso de vez en cuando para que esta parte del cuerpo pueda recuperar el aliento. Durante este período, es aconsejable aplicar nutrientes y agentes curativos para acelerar la recuperación o simplemente para fortalecerlas.

  1. Proteger las manos y las uñas de productos químicos

Para tener uñas fuertes y sanas también es importante tratar de evitar el contacto repetido con los productos químicos de los productos de limpieza.

Los detergentes y productos químicos de limpieza son agresivos para la piel de las manos y para las uñas y pueden causar algunos problemas. Para evitar estas consecuencias, lo mejor que puede hacer es usar guantes cada vez que limpie para evitar entrar en contacto directo con estos elementos.

También es aconsejable evitar los pequeños traumas que pueden resultar del uso de cuchillos u objetos afilados, que pueden debilitar las uñas.

 

También puedes leer: Vitamina D: como descubrir la deficiencia sin análisis de sangre