LifeStyle

3 cosas que NO debes hacer cuando llegues a casa

Nuestros días se componen no sólo de la rutina que realizamos sino también de la energía que cargamos que puede ser tanto positiva como negativa. Estas energías son de hecho las que más influyen en nuestras vidas haciéndonos sentir bien o mal. Es importante saber el tipo de energía que estamos canalizando a lo largo del día y cómo nos está afectando, porque a nuestra llegada a casa podríamos llevar una carga de energía bastante negativa que puede causar mucho daño.

Hay tres cosas que no debes hacer cuando llegues a casa.

Nuestra casa es el lugar al que vamos al final de nuestra rutina diaria. Allí liberamos todos los pesos del día y nos preparamos para relajarnos y compartir con nuestros seres queridos y luego descansar y dormir para el día siguiente.

El problema es que cuando llegamos a casa lo hacemos con toda la energía que hemos absorbido de acuerdo con nuestras obligaciones. Por lo tanto, es importante evitar que cuando liberemos estas cargas, cualquier rastro o cantidad de energía negativa que se nos haya arrojado pueda afectar la tranquilidad de nuestra familia y de nosotros mismos. Para lograr esto, aquí hay 3 cosas que nunca debes hacer cuando regreses a casa.

Es posible que no siempre seamos capaces de resolver un problema que tuvimos durante el día. Sin embargo, es muy importante controlar nuestras emociones cuando volvemos a casa. Lo importante es recordar que lo que le sucedió a usted no es culpa de su familia o de los artículos de su casa. Lo más probable es que ni siquiera sea tu culpa por lo que es importante que antes de llegar a casa pienses un poco en lo que pasó y dejes que todo fluya para que esa energía negativa no te involucre.

Normalmente cuando volvemos a casa tenemos el mal hábito de tirar la ropa donde caiga. Hacemos esto debido a esa sensación de cansancio que sentimos cuando sabemos que estamos en nuestro lugar de descanso. Sin embargo, es importante recordar que entonces tendrás que recoger todo lo que dejaste en el camino, así que lo más saludable es que te tomes tu tiempo cuando llegues a casa para organizar todo lo que sacas de su lugar. Tienes que entender que el desorden no es bueno y llena la casa con más energías negativas.

A veces la tensión puede llevarnos a tomar objetos con más fuerza de la que debiéramos, y si nos dejamos llevar por el cansancio o la ira acabamos tirando las puertas. Te aconsejamos que midas la fuerza con la que tomas las cosas, recuerda que la puerta es por donde tú y todas tus energías limpias y malas entran, por lo que es muy importante tenerla limpia y sin golpear.

Finalmente, es importante que recuerdes llenar tu hogar con las mejores vibraciones posibles, porque sólo entonces podrás permanecer en completa armonía viviendo solo o no.

También puedes leer: Aquí están los 13 lugares más sucios de su hogar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.