Belleza

3 hábitos de las mujeres japonesas para mantenerse delgadas y jóvenes.

Las japonesas se han convertido en un verdadero icono de la belleza, inspirando a millones de mujeres a tener una cintura de avispa y una piel de bebé. Pues bien, aunque no lo creas, sus trucos y secretos de longevidad y juventud no están tan bien guardados cómo pensamos, por lo que hoy vamos a conocer algunos de ellos.

Es muy difícil no admirar su piel tersa y limpia, su esbelta silueta y su hermoso cabello, el cual solo nos hace creer que el tiempo se ha detenido para ellas y que jamás van a sufrir los efectos del paso de la edad. Pero ¿Cuáles son sus secretos?

Té verde, una bebida fundamental para mantenerse joven

En Asia, el té se ha convertido en un verdadero hábito y ritual. De hecho, esta es la bebida más consumida en el mundo, solamente superada por el agua. Este tipo de té ha sido resaltado por ser efectivo para tratar ciertas patologías y tener una verdadera función adelgazante, pero no se trata solamente de esto, ya que también:

  1. Favorece la digestión de las grasas y las carnes.
  2. Disuelve la mucosidad, la primera fuente de obesidad.
  3. Detiene la diarrea.
  4. Limita los efectos nocivos del alcohol, el tabaco, la contaminación atmosférica y una dieta inadecuada.
  5. Es un potente hidratante, favorece la producción de líquidos y secreciones orgánicas.
  6. Limita la presión arterial alta y previene las enfermedades cardiovasculares.
  7. Reduce las náuseas en las mujeres embarazadas.
  8. La teína contenida en el té tiene la capacidad de estimular las funciones cognitivas sin inducir los efectos secundarios del café.

Sin embargo, pese a todos estos beneficios, el té verde no puede hacernos adelgazar milagrosamente si no se acompaña de una dieta sana y variada. Su acción ayuda a regular el peso gracias a la presencia de las catequinas y la cafeína. Por si fuese poco, su concentración en galato de epigalocatequina (EGCG), un potente antioxidante, favorece la quema de grasas, especialmente la focalizada en el abdomen.

¿Y qué hay de la longevidad? Un estudio ha demostrado que aquellos que consumen más de 5 tazas de té verde al día aumentan su esperanza de vida y reducen la probabilidad de tener ataques cardíacos en un 16%.

Consume más alimentos fermentados

Muchos no lo saben, pero la mayoría de la dieta de las japonesas no se componen únicamente arroz y tofu. En promedio, las japonesas optan por consumir muchas verduras ricas en fibra, como las setas, las algas, los boniatos, la col, el rábano, el ñame yam y el konjac, siempre en porciones controladas y evitando los atracones.

Las japonesas consumen muchos alimentos fermentados por los numerosos beneficios que aportan a la salud, además que facilitan la digestión y aumentan la ingesta de ciertos nutrientes.

El miso y el tempeh hechos de soja fermentada son productos básicos de la dieta promedio en Japón. Este tipo de miso se utiliza en caldos, ensaladas, aderezos y marinados, mientras que el tempeh es común encontrarlo en el tofu, salteado o a la parrilla.

Además, la col fermentada es tan popular en Japón como el kéfir, un tipo de leche fermentada con mayor concentración de probióticos que el yogur tradicional.

Por si no lo sabes, la fermentación conserva los nutrientes, las vitaminas, los ácidos grasos omega y diversas cepas de probióticos. Además, su consumo favorece el desarrollo de bacterias intestinales buenas y ayuda a eliminar las toxinas.

Incluye más mariscos en tu dieta

Las japonesas prefieren el consumo de marisco a la carne roja, son bajos en grasa, carbohidratos y calorías, lo que los convierte en un excelente ingrediente para mantener la figura. El pescado también es saludable debido a su alta calidad de proteínas y ácidos grasos, los cuales son excelentes para el funcionamiento del cerebro, el corazón y los órganos.