Belleza

3 trucos que te ahorrarán el trabajo de planchar las sábanas

Podemos decir que el cambio semanal de sábanas tiene un aspecto positivo y otro «negativo». Por un lado, está la agradable sensación de dormir en una cama fresca y limpia. Por otro lado, el aburrimiento de lavar, colgar o incluso planchar las sábanas, que hace perder el tiempo, y hasta las ganas!

Menos mal que han inventado la lavadora. Pero a fuerza de lavar y centrifugar, acabas con ellas tan arrugadas que tienes que poner la plancha.

En realidad, hay algunos métodos de la abuela que nos ayudan a tenerlas lo menos arrugadas posible, vamos a ver cuáles son!

Utiliza un suavizante natural.

Podemos hacer un suavizante natural añadiendo 20 mililitros de vinagre de manzana a la cubeta de la lavadora. No hay que preocuparse porque el olor no permanecerá en la ropa.

Este ingrediente estirará las fibras de la ropa y, en consecuencia, reducirá la formación de arrugas.

Doblar las sabanas.

Si nuestras sábanas simplemente necesitan refrescarse y no están manchadas podemos utilizar este método. Doblar bien la sábana antes de meterla en la lavadora nos permitirá sacarla con muy pocas arrugas.

Después de sacarlo de la lavadora, cuélgalo bien abierto. Esto evitará el moho y las posibles arrugas.

Consejo adicional.

Ten en cuenta que los trucos mencionados anteriormente son muy útiles, pero serán más efectivos si prestas atención a ciertos detalles.

Si no quieres que las sábanas tengan demasiadas arrugas, limítate a las 600 velocidades de la centrífuga, sin sobrepasarlas. Además, la reducción de las revoluciones de la lavadora significa que las prendas están menos escurridas y, en consecuencia, más húmedas. El peso del agua en las fibras reducirá las arrugas.

Y por último, tendemos la ropa inmediatamente después de lavarla. De esta manera podemos aprovechar el peso de la ropa, que se secará dejando menos arrugas.

Publicaciones relacionadas