Salud

4 cosas que debes saber sobre la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad de la piel, pero no solo afecta a esta, sino que también involucra al sistema cardiovascular, los pulmones, el hígado y los ojos. Además, el tratamiento de la persona pasa a manos de un equipo multidisciplinario.

La psoriasis puede ser muy debilitante por la comezón, el ardor y el dolor que causan las contusiones cutáneas, además de la molestia social que genera.  En España cerca de unos 2 millones de personas terminan encerradas cada año debido a la vergüenza que sienten por su piel.

Psoriasis: una enfermedad multiorgánica.

Se trata de una enfermedad que no distingue entre géneros, aunque los hombres son los que se ven mayormente afectados. Aunque no es contagiosa, si provoca inflamaciones crónicas y se presenta con frecuencia en personas con un rango de edad entre los 20 y 30 años.

Se debe tener mucho cuidado con la descamación, ya que no solo puede ser una enfermedad de la piel. En el 30% de los casos, la psoriasis está ligada a una forma de artropatía inflamatoria, por lo que el dolor, la hinchazón, la rigidez de las articulaciones y el cuadro clínico en general, puede causar dificultades, ya que se pueden generar enfermedades que involucren a otros órganos, como el sistema cardiovascular, los pulmones, el hígado y los ojos. Además de los trastornos psicológicos que pueden causar.

Los aspectos genéticos influyen en su desarrollo.

Los elementos ambientales, genéticos e inmunológicos ayudan a su desarrollo. En realidad, hay una alteración del sistema inmunitario y una predisposición genética, pero también una serie de factores pueden influir en el desarrollo o gravedad de esta enfermedad. El tabaco, el alcohol, el sobrepeso y el estrés, son algunos de estos factores.

Cuida tus hábitos diarios.

Hacer actividad física, llevar una alimentación balanceada y mantener un buen peso corporal, son algunos consejos generales para tener una buena salud. La grasa que se acumula en el abdomen, impulsa a la producción de sustancias proinflamatorias que ayudan a la aparición de enfermedades.

La psoriasis no se puede curar, pero si se puede tratar.

A pesar de que es una enfermedad grave, y obviamente no se puede curar, puede sobrellevarse en cada paciente. Las terapias pueden ser por toda la vida o se suspende si se ve mejoría en los síntomas de la persona, asimismo, las terapias pueden ser locales o sistémicas. Además, es importante que el tratamiento se siga al pie de la letra, con esto nos referimos no solo a la medicación, sino también al cambio, es decir, al estilo de vida que se lleva.

Publicaciones relacionadas