5 consejos antes de hacerte tu primer tatuaje

Conoce a tu tatuador.

Tienes que tomarte el tiempo para elegir bien a tu artista del tatuaje, él seguirá siendo responsable del aspecto de tu piel por el resto de tu vida! Saca tiempo para hablar con él, describir tu proyecto, ver qué puede ofrecerte y si te da confianza. También tienes derecho a pedir ver la sala de tatuajes, comprobar la higiene y las condiciones de trabajo para tu tranquilidad.

Comienza con algo pequeño.

Tienes que ver cómo va a reaccionar tu piel con el tatuaje y qué tan rápido se cura. Si haces uno grande, y no sabías que tu piel reaccionaría mal, puede ser muy grave.

Prepárate para el dolor.

Entintar la piel con una serie de perforaciones subcutáneas es, seamos honestos, cualquier cosa menos un placer. Sin embargo, no todos reaccionamos iguales frente al dolor.

Algunos tatuajes son más dolorosos que otros, como los tatuajes tribales, que requieren grandes áreas planas de color sin sombreado. Si optas por las letras, su trazado es menos doloroso, pero puede dar la impresión de un corte en la piel.

Las partes del cuerpo donde la piel es más delgada son obviamente más dolorosas. Si te da mucho miedo, evita hacerte tatuajes en las costillas, la columna vertebral, el torso o los pies.

Tómate un tiempo para reflexionar.

Aunque seas impacientes por naturaleza, debes tener paciencia para hacerte un tatuaje. Es algo que no es efímero. Antes de ceder definitivamente a la tentación, asegúrate de que te gusta tu tatuaje y que no te arrepentirás con el tiempo.

Cuidado con las alergias.

Si tienes alergia a ciertos productos de belleza, tal vez también lo seas a la tinta de los tatuajes. Muchos de sus componentes son los mismos que los que contienen algunos productos de maquillaje. Es aconsejable que consultes a tu médico antes de que sea demasiado tarde.