5 errores que cometen todos los principiantes en el gimnasio

La mayoría de los profesionales están de acuerdo en que los 5 errores fitness más comunes son prácticamente universales.

A continuación te mostramos esos 5 errores fitness que no te dejan progresar

Entrenar todos los días

Para que nuestros músculos crezcan, no es necesario entrenar todos los días. Fatigar en exceso los músculos nos llevará a un estado de sobreentrenamiento que, lejos de producir ganancias musculares, provocará que nos estanquemos y no veamos resultados. Lo mejor es descansar al menos dos días a la semana para dejar tiempo a que los músculos descansen y crezcan adecuadamente.

Te olvidas del estiramiento

Otro error típico es correr hacia las maquinas sin preocuparte por el calentamiento y salir inmediatamente después de la sesión, olvidando también los estiramientos. Un grave error que afectará tus músculos y aumentará el riesgo de lesiones. Así que calentamos antes (10 minutos de cardio) y estiramos todos los músculos que trabajamos una vez terminada la sesión.

Trabajar en una solo un área

«Quiero un vientre plano, así que solo hago abdominales»: incluso si la tentación es centrase en una sola área, debes saber que es muy importante trabajar los otros grupos musculares. Por supuesto, no tienes que ejercitar todos los músculos durante una sesión, pero intenta variar tus ejercicios para desarrollar todas las áreas de tu cuerpo.

No te atreves a preguntar

Asume tu condición de principiante (al menos durante el tiempo que dure tu primera sesión), no dudes en preguntar sobre el uso de ciertas máquinas (parecerá mucho más estúpido si estás en la postura incorrecta que si haces una simple pregunta).

Adoptar una postura correcta es esencial para trabajar correctamente los músculos. Un error en la postura no siempre perdona:  en el mejor de los casos trabajas el músculo equivocado, en el peor te arriesgas a una lesión.

Peso excesivo

Muchas veces cuando vamos al gimnasio, buscamos impresionar (no importa a quien) o impresionarnos, subiendo el peso de barras o el freno de las corredoras, arriesgando nuestra integridad física.