LifeStyle

5 formas inteligentes de tratar a las personas que nos «caen mal»

A veces nos vemos obligados a tratar con personas que no nos gustan o nos desagradan, especialmente en el lugar de trabajo. Tratar sabiamente este problema es de suma importancia y te ayuda a vivir mejor. Aquí hay 5 formas inteligentes de hacerlo.

Todos tenemos un tipo de persona que no nos agrada, esto puede ser por diferentes motivos: porque no compartes su manera de pensar, porque te hacen sentir incómodo o simplemente por su inclinación religiosa, moral o política.

Sin embargo, existen situaciones en las que no puedes escapar de aquellas personas que no te gustan. Ya sean compañeros de clase, de trabajo o incluso un miembro de su familia. Hay momentos en los que hay que enfrentarse a ellos aunque no te apetezca.

Entonces, ¿Qué  se debe hacer en estos casos? Hay personas que prefieren evitar relacionarse de alguna manera con estas personas, pero esta no siempre es la mejor opción y puede generar conflictos en ese espacio en el que ambos conviven.

No hagas contacto visual

Tener una relación lo más agradable posible con aquellas personas que no son de tu agrado, no significa que tengas que forzarte a ser amable con ellos.

La comunicación no necesita ir acompañada de todos los modales que usarías con alguien que te gusta, como mirar a la persona a los ojos. Simplemente, trata de no hacer muchos contactos y cuando sea imprescindible hablar con él hazlo, pero sin arrogancia.

No te obligues a parecer agradable

Debes comprender que la mejor manera de tratar con aquellas personas que no son de nuestro total agrado es ser tan natural como sea posible. Evita pasarte con la simpatía forzada para que no se den cuenta, ya que esto puede crear situaciones un poco incómodas.

Intenta ser lo más educado posible

Hay un viejo dicho qué dice “la educación no discute con nadie”, por lo tanto, no es necesario fingir un amor que no se siente por las personas que nos desagradan, pero siempre es importante mantener los buenos modales y cierto nivel de educación. En conclusión, evita dar respuestas agresivas, antipáticas o sarcásticas.

Intenta utilizar medios de comunicación alternativos

Gracias a la expansión de la tecnología y las redes sociales, ya no hace falta tener que hablar cara a cara con todo el mundo, mucho menos con esas personas que no nos agradan. Por lo tanto, si tienes que comunicarte necesariamente con una persona que no quieres tener cerca, mejor haz uso de la tecnología y los medios de información.

Céntrate en ti mismo

Es fundamental mantener la calma para que la gente que nos desagrada no nos haga la vida imposible, por lo tanto, la mejor opción es evitar prestar demasiada atención a sus comentarios o actuaciones. De hecho, notarás que si hablas con tus compañeros para decirles lo poco que te gusta esa persona, al final eres tú quien le da importancia y quien se está mostrando como más débil e infantil.

La mejor opción es centrarse en uno mismo, avanzar siempre y desarrollarte como persona. Ten en cuenta que en el camino siempre nos encontraremos con personas que no vamos a querer tener cerca. Por lo tanto, solo déjales en paz, ellos tendrán que hacer su propio camino de desarrollo personal.