5 pasos que hay que seguir para sobrevivir en un coche que se está hundiendo

Cualquier persona que viaje en auto está expuesto a sufrir accidentes o situaciones inesperadas. Por ello, es conveniente estar preparados para saber todo lo que se debe hacer para poder salvarnos a nosotros mismos y, desde luego, a los demás. Hay que poner a trabajar la inteligencia para poder sobrevivir y por ningún motivo debemos permitir que el miedo arruine cualquier posibilidad de supervivencia, puesto que solo contamos con unos minutos para tomar la decisión correcta.

Por lo tanto, imaginemos que nos encontramos en una situación en la que nuestro auto se hunde. Estas son las 5 cosas que debes hacer:

Afloje el cinturón de seguridad, baje la ventanilla y salga

Solo contamos con un minuto para realizar este movimiento. Debido a que el agua del exterior hace presión sobre las puertas del automóvil, por lo que no tiene ningún sentido intentar abrirlas. La única salida posible es por medio de la ventana e incluso si no es manual no tenemos que entrar en pánico. Las pruebas que se han hecho, demuestran que el sistema electrónico del automóvil sigue funcionando hasta después de 10 minutos.

Pero ¿Qué pasa si la ventanilla no se baja?

Si por algún motivo la ventana no baja, tenemos que romperla. Tratamos de encontrar cualquier objeto con punta afilada: un destornillador, un martillo o una llave, y procedemos a romper. Por lo general, siempre mantenemos algunos de estos objetos dentro del auto. Pero si no contamos con alguno de estos artículos, usamos los tacones de zapatos o el codo y apuntamos a la esquina de la ventana donde el vidrio es más frágil. Ni se le ocurra intentar romper el parabrisas, dado que este vidrio está hecho de material extrafuerte.

Los niños siempre son los primeros

Si viajan niños con nosotros en ese momento, lo primero es desabrocharnos el cinturón de seguridad y después el del niño mayor. Debemos empujarlo fuera del auto y luego hacer lo mismo con el niño más pequeño. Los adultos somos los últimos en salir del coche.

La otra vía de escape

Si es imposible romper la ventana, nos toca esperar a que el auto se llene de agua para que la presión interior y exterior sea completamente igual y así se abra la puerta. Cuando el auto se encuentre casi lleno de agua, respiramos profundamente y procedemos a abrir la puerta con toda nuestra fuerza. Podemos sujetarnos firmemente a la manija de la puerta y damos un fuerte empujón.

Las burbujas ascendentes muestran la salida que debemos seguir

Tal vez nos encontremos desorientados bajo el agua, por ello, para nadar en la superficie seguimos el camino donde vemos las burbujas de aire que se elevan.

Y recuerde, el paso indispensable para recordar es: desabrocharse el cinturón de seguridad, bajar la ventanilla y nadar siguiendo las burbujas de aire que van subiendo