Salud

5 peligros de la pasta para los diabéticos

No todo el mundo sabe que la pasta tiene un alto índice glucémico, por lo que es necesario prestar atención a la cantidad que se consume. Conoce los peligros que pueden esconderse también en la pasta: carbohidratos, calorías, potasio, magnesio y niacina.

Carbohidratos.

Ten en cuenta que 1 libra de pastas tiene una cantidad aproximada de 79 gramos de carbohidratos, de estos solo 4 son simples. De acuerdo con lo que dicen los expertos, los carbohidratos son los principales responsables del aumento de azúcar en sangre, después de las comidas. Por esta razón, los diabéticos deben concentrarse en los carbohidratos

Calorías.

100 gramos de pasta aportan 353 calorías. De modo que, para mantener los niveles de azúcar bajo control, no exagere en su ingesta de calorías. Cuando consumimos más calorías de las normales, nuestro cuerpo acumula grasa, almacenándose como reservas de energía. Por ende, la persona se engorda y crece en peso y volumen.

Niacina.

En 100 gramos de pasta hay aproximadamente 3 miligramos de niacina. Esta es la vitamina que regula el azúcar en sangre. La niacina es una de las formas de vitamina B3. Las enfermedades por deficiencia de vitamina B3, se caracterizan por diarrea, dermatitis, demencia y muerte, cuando no se tratan a tiempo. Hoy día, los síntomas más comunes de la deficiencia de vitamina B3 son anemia, dermatitis y debilidad.

Potasio.

En 100 gramos de pasta se encuentran 192 miligramos de potasio. Para un adulto, se considera adecuada una ingesta de 2000 mg de potasio al día. El potasio permite regular la frecuencia cardíaca. Pero, por otra parte, el potasio afecta la secreción de insulina de las células pancreáticas. El bajo contenido de potasio causa diarrea y vómito, además de calambres, debilidad muscular, espasmos e incluso parálisis, y también cambios en el ritmo cardíaco.

Magnesio.

En 100 gramos de pasta existen aproximadamente 51 miligramos. Los valores de ingesta aconsejados son 250-330 miligramos por día. Diferentes investigaciones han demostrado que la ingesta de alimentos ricos en magnesio ayuda a prevenir la aparición de diabetes. Sin embargo, hay que tener cuidado porque los síntomas del exceso de magnesio son similares a los de la deficiencia: náuseas, presión arterial baja, astenia, diarrea, cambios de humor, fatiga y pérdida de apetito.

Publicaciones relacionadas