Insólito

5 razones por las que deberías orinar mientras te duchas

Orinar en la ducha es un tabú del que parece que nadie se atreve a hablar. Al ser considerada un ejemplo de limpieza e higiene, es cierto que la ducha no está diseñada para albergar o deshacerse de la orina. Sin embargo, un estudio estadounidense ha demostrado que cerca del 61% de los estadounidenses suelen usar la ducha para orinar mientras se están duchando, y es probable que ocurra lo mismo en muchos otros países.

En contra de lo que dicen las creencias populares, no evitar empaparse con la orina no es tan repugnante y peligroso como podría pensarse. De hecho, la orina no solo es buena para el medio ambiente, sino también para nuestro cuerpo en general y el rendimiento sexual.

Para demostrarte todos sus beneficios, veamos 5 buenas razones por las que deberías empezar a dejarte llevar y orinar en la ducha:

Orinar en la ducha es bueno para el medio ambiente

Puede que parezca todo lo contrario, pero orinar en la ducha ayuda a ahorrar mucha agua. Una investigación de la universidad británica puso en marcha un experimento en el que se le pidió a sus 15.000 estudiantes que tuvieran la confianza suficiente de orinar en la ducha por el bien del planeta. Está iniciativa, completamente ecológica para evitar el derroche de agua, fue ideada por otros dos estudiantes que se dieron cuenta de que orinar en la ducha por la mañana sin tener que tirar de la cadena estaría ahorrando el equivalente a 26 piscinas olímpicas al año.

Sin duda no es un cambio sencillo de aplicar en nuestros hábitos de higiene, a muchas personas le resulta asquerosa la idea de tener que orinar en otro sitio que no sea el inodoro o un urinal.

Orinar en la ducha es higiénico

Los que piensan que la mejor manera de limpiarse después de ir al baño es el uso de papel higiénico están completamente equivocados, ya que, de hecho, limpiarse con papel no limpia también como se esperaría y es un gran medio para propagar bacterias. Lo cierto es que el único elemento 100% confiable para la limpieza es el agua, y orinar en la ducha no solo ayuda a la limpieza constante del cuerpo, sino que también reduce la probabilidad de contraer infecciones por usar el papel higiénico de forma incorrecta.

Orinar en la ducha es bueno para la piel

La orina es rica en urea, la cual ha sido identificada como un humectante para la piel, es un componente que se encuentra en muchos productos cosméticos actuales, pero que generalmente se fabrica de forma sintética en los laboratorios. ¿Se te ocurre algo mejor que tener acceso a un producto crudo sin fragancias, conservantes ni colorantes? Esta es urea 100% natural y de fácil acceso.

Orinar en la ducha es bueno para tu economía

El papel higiénico es un elemento considerado como fundamental en la mayoría de los hogares, lo que hace que el presupuesto para su compra sea siempre considerable. No creemos que exista alguien a quien le guste gastar tanto dinero en un producto que acabará cubierto de orina o excrementos, pero como se trata de una parte delicada del cuerpo, pensamos que no se debe escatimar y comprar papel higiénico de la mejor calidad que podamos.

Si tenemos en cuenta que en promedio vamos unas cuatro veces al día, sustituir el papel de orinar por la mañana y/o por la noche por una ducha representa un ahorro de dinero a largo plazo.

Orinar en la ducha puede ser bueno para tu vida sexual

Según Christine Schoenwald, bloguera estadounidense especializada en el funcionamiento de parejas, es posible adoptar una posición específica en la ducha con respecto a la orina para poder alcanzar un orgasmo con mayor facilidad. La experta recomienda ponerse en cuclillas, con las rodillas ligeramente flexionadas para orinar, este movimiento hará que se tonifiquen los músculos pélvicos, favoreciendo la lubricación durante el sexo y aliviando el dolor vaginal.

Síguenos en Google Noticias