Belleza

5 secretos antienvejecimiento de las mujeres japonesas

Todas sabemos lo importante que es tener una buena rutina de belleza para mantener la salud y embellecer la piel. Por esa razón, hoy vamos a descubrir cuáles son los mejores secretos de belleza de las mujeres japonesas para mantenerse jóvenes durante mucho tiempo.

Las mujeres japonesas y el reconocimiento que tienen a nivel mundial

La belleza natural es una tradición propia de las mujeres asiáticas. Para desmaquillar y purificar su piel en profundidad, usan diariamente todo tipo de ingredientes con virtudes antiarrugas, calmantes e hidratantes. Estos rituales también se enfocan en regular la producción de sebo que segregan las pieles mixtas, grasas y con tendencia acneica. Actualmente, estos rituales de belleza se han vuelto populares en muchos lugares del mundo, donde el bienestar se combina con el espíritu zen.

Revisemos 5 secretos antienvejecimiento que puedes adoptar desde este momento:

Masaje para cuidar el cuerpo y la cara.

Este ritual es ideal para relajar los músculos de la cara y evitar la aparición de arrugas, activa la circulación sanguínea y previene el envejecimiento celular prematuro. Si el cuerpo se beneficia de los efectos provenientes de masajes y toques especiales, el rostro también obtiene beneficios de este tipo de tratamientos de belleza. Si se aplican los movimientos adecuados, puedes levantar los rasgos de forma natural y tener un buen aspecto.

Para añadir los masajes en tu rutina, realiza movimientos circulares por la mañana y por la noche en la frente, las mejillas y el contorno de ojos durante tres minutos, esto tendrá un efecto antienvejecimiento que estimulará la regeneración celular.

Capas: un ritual de belleza japonés

Las rutinas de belleza para el rostro requieren de meticulosidad, regularidad y paciencia. Actualmente, la estratificación, la cual consiste en aplicar varias capas de productos para el cuidado de la piel. Para empezar, debes desmaquillar el rostro usando un aceite vegetal diseñado para ello. Muchos no lo saben, pero este tipo de sustancias permite purificar la piel de todos los residuos de maquillaje.

Como segundo paso, debes aplicar una mousse para eliminar las imperfecciones e iluminar la piel. Y como último paso, agrega una crema hidratante para dar un excelente brillo final. Por supuesto, la hidratación también empieza desde el interior, eligiendo alimentos saludables para nuestro organismo.

Alubias de riñón para obtener un nuevo look

En Japón, las judías rojas son ampliamente utilizadas por sus beneficios para la belleza. La filosofía de las mujeres japonesas se centra en la sencillez y la sobriedad, por lo que abogan más por la delicadeza en lugar de los gestos agresivos para extraer las impurezas.

Para mejorar la calidad de la piel, las mujeres de la región usan un puré de «azuki» para exfoliar la piel muerta. Si quieres preparar tu propio exfoliante casero, echa un puñado de judías azuki en una batidora y tritúralas durante unos segundos hasta obtener un polvo. Este resultado lo vas a colocar dentro de un frasco y reservar en un lugar fresco durante algunas horas. Una vez pasado el tiempo, mezcla una cucharada del polvo con agua y utiliza el resultado para exfoliar realizando masajes circulares durante 2 o 3 minutos. Aclara con agua limpia.

Agua de arroz para limpiar la piel

Para retirar el maquillaje, uno de los principales secretos de belleza de quienes tienen una piel aterciopelada es el agua de arroz, ya que su aplicación actúa para recuperar la luminosidad y generar un escudo anti-edad y anti-fatiga.

Para preparar el agua de arroz solo debes poner medio vaso de arroz en un recipiente con 2 vasos de agua. Déjalo en remojo durante una media hora, luego filtra el agua y guárdala en una botella limpia. Para usarla, empapa un algodón y aplica con ligeros golpecitos sobre el rostro y el cuello. No hace falta enjuagar.

Aprovecha las propiedades del té verde

Esta bebida tiene la capacidad de estimular el metabolismo, es rico en antioxidantes y combate los radicales libres. Gracias a sus propiedades astringentes, este tipo de té cierra los poros dilatados, combate el exceso de sebo y tonifica la piel cansada. Para aprovechar el poder de esta planta en las rutinas de belleza, infusiona una bolsita de té verde en una taza y déjala enfriar durante una hora en la nevera. Una vez completado el tiempo, aplícalo con ayuda de almohadillas de algodón en los ojos para conseguir una mirada más suave y reducir las ojeras o las bolsas.

Mascarilla de té verde

También puedes usar té verde para preparar una mascarilla que tonifique la piel. Para conseguirla necesitarás los siguientes ingredientes orgánicos:

½ taza de avena en polvo.

1 taza de té verde.

10 gotas de zumo de limón.

1 cucharada de aceite de aguacate.

Preparación y aplicación:

Comienza mezclando todos los ingredientes en un recipiente limpio y aplícala en el rostro evitando que entre en contacto con el área de los ojos. Dejar actuar durante unos 15 minutos y después aclarar con agua fría para cerrar los poros. Debes aplicar este tratamiento unas dos veces al mes para mantener los resultados.

Por último, te recomendamos hacer una prueba sencilla de alergia unas 24 horas antes de aplicar cualquier producto. Solo debes colocar una pequeña cantidad en el hueco del codo o en la parte interior de la muñeca y revisar si hay efectos secundarios.