6 alimentos que mejoran la circulación sanguínea

Incluir estos alimentos en una dieta regular ayuda a mejorar la circulación de la sangre en el organismo.

Los problemas de circulación son más frecuentes de lo que se piensa y no deben ser tomados a la ligera. Si estamos pasando por problemas de circulación y no se busca el tratamiento adecuado, a la larga pueden provocar enfermedades graves y tratamiento médico urgente.

En situaciones normales, basta con ejercicio y una dieta sana y equilibrada para tener a dos excelentes aliados que pueden marcar la diferencia. Hoy veremos 6 alimentos que pueden potenciar la buena circulación de la sangre.

Cítricos en general.

Alimentos como naranjas y limones ayudan a mejorar la circulación. Esto se debe a que son ricos en vitamina C, la cual fortalece el sistema inmunológico, reduce los síntomas de hipertensión y colesterol. Además, los cítricos purifican el cuerpo de toxinas y previenen la retención de líquidos. Por si fuera poco, también son esenciales para la formación de colágeno y elastina, proteínas importantes que afectan a la pared capilar.

Tomates.

Los tomates cuentan con una sustancia antioxidante llamada licopeno, el cual tiene la capacidad de estimular la circulación sanguínea y hacer que las venas y las arterias gocen de buena salud, además de prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Por si fuera poco, también es rico en vitamina C, la cual ya dijimos que es muy beneficiosa para la circulación de la sangre.

Cúrcuma.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Cuenta con grandes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que la convierten en un aliado perfecto para mejorar la circulación de la sangre, ya que contrarresta la acción de los radicales libres. Además, ayuda a estimular la función hepática y a reducir los niveles de azúcar presentes en la sangre.

Ajo.

El ajo es altamente reconocido por sus propiedades fluidificantes y vasodilatadoras que ayudan a que la sangre a que fluya a través de los vasos sanguíneos. Junto con la cebolla, son unas de las verduras que más estimulan la circulación y pueden reducir la viscosidad de la sangre, además de proteger al corazón y las arterias ayudando a que se vuelvan más elásticas.

Por esta razón muchos expertos aconsejan siempre incluir al menos un diente de ajo en sus platos diarios, por ejemplo: en sopas o ensaladas, o como un rico condimento para sus recetas.

Jengibre.

El consumo regular de jengibre ayuda a mantener la circulación sanguínea en óptimas condiciones. Sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias tienen un efecto energético en el flujo sanguíneo, ya que ayuda a la elasticidad de las arterias y las venas.

Nueces.

Es un alimento ideal para empezar el día con un desayuno completo y equilibrado. Estos frutos secos cuentan con cantidades muy altas de vitamina B, la cual es esencial para prevenir este tipo de enfermedades, sobre todo en personas mayores de 65 años. Además, se ha comprobado que reduce la inflamación del sistema circulatorio y favorece la salud de las venas y arterias.