6 beneficios de comer granada diariamente

Si quieres proteger tu cuerpo de la gripe y las enfermedades graves, opta por comer granada: es un protector de nuestro cuerpo.

La granada protege al organismo de varias enfermedades. Aunque hay muchos artículos en Internet sobre los beneficios de la granada, pocos han sido validados científicamente. En este artículo encontrarás 6 evidencias científicas de los beneficios que aporta la granada al organismo.

Si quieres proteger tu cuerpo de la gripe y las enfermedades graves, opta por comer granada: es un protector de nuestro cuerpo.

Granada: las 6 pruebas científicas de sus beneficios

En Internet se encuentra mucha información sobre los beneficios de las granadas, pero no toda está científicamente aprobada.

Bright Side investigó a fondo y descubrió 6 formas beneficiosas en que las granadas pueden afectar a tu cuerpo y a tu salud en general.

  1. Mejora la salud de los huesos y reduce el dolor de la artritis

Los científicos han encontrado pruebas significativas que demuestran que los antioxidantes de la fruta pueden combatir con éxito la artritis. No sólo eso, sino que puede ser utilizado por cualquier persona para aumentar la fuerza y la función ósea.

Esto se demostró además en un estudio de 2016, en el que se administró a los participantes 200 ml de zumo de granada al día. 6 semanas después, las personas notaron que su rigidez ósea disminuía y su función física aumentaba.

  1. Puede mantener a raya los virus y la gripe estacional

Con su zumo, sus semillas e incluso su piel, las granadas pueden proteger tu cuerpo de los agentes patógenos. El zumo, en particular, puede protegerte de la atracción de los virus de los alimentos infectados, defendiendo tus cavidades bucales. Además, el extracto de la fruta, que es una excelente fuente de vitamina C, ha demostrado ser una gran protección contra la gripe común.

  1. Puede equilibrar los efectos de la diabetes

Se ha descubierto que los altos niveles de azúcar relacionados con la diabetes pueden controlarse simplemente comiendo una granada cada día. Estas frutas pueden reducir el estrés oxidativo, que es la principal causa de la diabetes. También reducen el tipo de colesterol malo y ayudan a mantener un nivel de azúcar en sangre relativamente bajo.

Sin embargo, los pacientes diabéticos deben prestar mucha atención a su consumo diario de granada. Al fin y al cabo, contiene azúcar, algo que deberían consumir en cantidades muy bajas.

  1. Puede reducir la presión arterial

Se ha comprobado que las propiedades antioxidantes de las granadas reducen con éxito la hipertensión. Un estudio ha demostrado que los que padecen estas enfermedades deben consumir al menos 240 ml al día para empezar a ver resultados. Además, debes asegurarte de que el zumo de granada sea 100% natural y sin azúcares añadidos.

Otra forma en que las granadas ayudan a la presión arterial es a través del potasio. 100 gramos de granada contienen 236 gramos de potasio que ayuda a mantener la salud de nuestros huesos y el funcionamiento de nuestro corazón.

  1. Puede fortalecer la memoria, especialmente en aquellos que luchan contra el Alzheimer

Esta fue la conclusión de los estudios del Dr. Hartman, en los que administró píldoras de granada a pacientes que estaban a punto de ser operados del corazón. La primera píldora se administró una semana antes de la cirugía y la segunda 6 semanas después. Los pacientes notaron que su memoria estaba 100% intacta e incluso mejor que antes. Por otro lado, los pacientes que no recibieron las píldoras experimentaron la esperada pérdida de memoria tras la cirugía.

El Dr. Hartman incluso fue más allá al decir que tenía algunas pruebas de que las píldoras ayudaban a crear más neuronas en el cerebro. Esto no significa que haya encontrado una cura para el Alzheimer. Simplemente significa que consumir granada desde una edad temprana puede tener beneficios sorprendentes.

  1. Puede mejorar los problemas de digestión

Las personas que luchan contra la enfermedad de Crohn están muy familiarizadas con los problemas estomacales que provocan, entre otras cosas, una reducción del apetito y una pérdida de peso. El motivo es la acumulación de bacterias en el interior del estómago que provoca una grave inflamación. Una solución que muchos estudios han encontrado útil es el consumo de granadas. El extracto de la fruta parece ser un buen defensor y atacante contra esas bacterias que causan dolor.

También puedes leer: Las frutas y verduras son buenas para la salud, pero ¿cuántas sustancias tóxicas contienen?