6 consejos saludables para regular la presión arterial alta

La presión arterial alta es un peligroso factor de riesgo que puede dañar la salud del corazón. Sin embargo, hay algunas maneras naturales que nos ayudan a mantenerlo bajo control.

Veamos cómo regular la presión arterial alta con 6 consejos saludables.

  1. Caminar y hacer ejercicio regularmente

A menudo no se le da demasiada importancia, sin embargo, el ejercicio es uno de los mejores consejos para reducir la presión arterial alta.

El ejercicio regular ayuda a mantener el corazón sano, haciéndolo más eficiente en el bombeo de la sangre y reduciendo la presión en las arterias.

Según las investigaciones, 150 minutos por semana de ejercicio moderado o 75 minutos por semana de ejercicio intenso (como correr) pueden ayudar a reducir la presión arterial alta y mejorar la salud del corazón.

Una caminata rápida de sólo 30 minutos al día puede ayudar a bajar la presión arterial.

  1. Reducir el sodio

El consumo de sal es alto en todo el mundo. En gran parte, esto se debe a los alimentos procesados y preparados. Por esta razón, los expertos y la salud pública están tratando de reducir la sal en la industria alimentaria.

Reemplaza los alimentos procesados por los frescos e intenta condimentarlos con hierbas y especias en lugar de sal.

En muchos estudios, la sal se ha relacionado con la presión arterial alta y algunos problemas cardíacos como el derrame cerebral.

  1. Beber menos alcohol

El consumo de alcohol está relacionado con el 16% de los casos de hipertensión arterial en todo el mundo. Si bien algunas investigaciones han sugerido que las cantidades moderadas de alcohol pueden proteger el corazón, estos beneficios pueden verse contrarrestados por los efectos negativos.

Según las directrices nacionales, el consumo moderado de alcohol se define como no más de un vaso al día para las mujeres y dos para los hombres.

  1. Perder peso

Si tiene sobrepeso, adelgazar puede ayudarle a regular su presión arterial alta. Según un estudio de 2016, la pérdida del 5% de la masa corporal podría reducir significativamente la hipertensión.

En estudios anteriores, la pérdida de aproximadamente 8 kilos estaba relacionada con la disminución de la presión arterial sistólica en 8,5 mm Hg y la presión arterial diastólica en 6,5 mm Hg.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.
  1. Elimina el azúcar añadido y los carbohidratos refinados

Hay una creciente lista de investigaciones que muestra un vínculo entre el azúcar añadido y la hipertensión.

En un estudio sobre la salud de las mujeres de Framingham, las mujeres que también bebían una bebida endulzada al día tenían niveles más altos que las que bebían menos de una bebida endulzada al día.

Y no es sólo una cuestión de simple azúcar: todos los carbohidratos refinados, como los contenidos en la harina blanca, se convierten rápidamente en azúcar en la sangre. Los estudios han demostrado que las dietas bajas en carbohidratos también pueden ayudar a reducir la presión arterial.

  1. Comer más alimentos ricos en potasio

El potasio es un mineral importante. Ayuda al cuerpo a deshacerse del sodio y a reducir la presión en los vasos sanguíneos.

Las dietas modernas han aumentado el consumo de sodio al disminuir el consumo de potasio. Para un mejor equilibrio entre el sodio y el potasio, debe concentrarse en comer menos alimentos procesados y preferir los alimentos frescos y de grano entero.

Los alimentos que son particularmente ricos en potasio son: las verduras, especialmente las de hoja verde, los tomates, las patatas y las batatas. Fruta, incluyendo melones, plátanos, aguacates, naranjas y albaricoques. Productos lácteos como el yogur y la leche. Atún y salmón. Frutas secas y nueces. Legumbres.

También puedes leer: Dormir: ¿cuál es la posición correcta para descansar bien?