6 cosas muy comunes que hacen que nuestra piel envejezca rápidamente!

Muchas de nuestras rutinas diarias pueden ocasionar daños no solo en nuestra salud sino también en la piel, especialmente en nuestra cara.

Conoce estos 6 hábitos que envejecen tu piel.

Frotar tus ojos con frecuencia y no usar crema de contorno

Frotarse los ojos a menudo tiene consecuencias desastrosas para la piel. Este movimiento continuo, causa la descomposición del colágeno y provoca la aparición de arrugas y capilares en la zona muy vulnerable alrededor de los ojos.

Además, siempre debes incluir en tu rutina de belleza una crema específica para el contorno de ojos. La piel de esta zona es muy fina y tiende a envejecer más rápido, pero si tratas de mantenerla bien hidratada, puedes ralentizar este proceso.

Masticar chicle? con moderación

Aunque no lo creas, masticar chicle continuamente puede producir arrugas en tu piel por el movimiento tan seguido que haces con la mandíbula, generando específicamente los surcos o líneas de expresión alrededor de la boca.

Dormir con la cara sobre la almohada

Dormir un buen número de horas es importante, pero también la forma en que lo haces. Dado que, con el tiempo, el tejido conectivo y el colágeno comienzan a debilitarse, dormir con la cara sobre la almohada siempre del mismo lado puede estimular la formación de arrugas que luego pueden convertirse en permanentes.

Recomendación: dormir boca arriba o con una almohada cubierta con una funda de seda o de satén.

Usar la calefacción muy alta

Mantenerse caliente cuando hace frío es muy agradable, pero lastimosamente no es un buen hábito para la salud de tu piel. De hecho, una excesiva temperatura puede causar sequedad e irritación en la epidermis, estimulando la aparición de arrugas.

Si tienes mucho frío, al menos intenta mantener un buen nivel de humedad en las habitaciones, usando un humidificador o colocando un recipiente con agua en los radiadores.

Beber mucho alcohol

El alcohol reduce los niveles de antioxidantes en la piel, haciéndola menos capaz de contrarrestar la acción de los radicales libres, responsables del envejecimiento celular.

Aunque actualmente no existen investigaciones suficientes que demuestren que el alcohol está relacionado con el envejecimiento prematuro, seguramente beber demasiado no es bueno para la piel. El alcohol tiende a deshidratar la epidermis, haciendo que tu cara esté seca y poca luminosa.

Maquillarse demasiado

Exagerar con el maquillaje facial puede causar envejecimiento prematuro de la piel. Si se utilizan demasiados productos a base de aceite, se corre el riesgo de bloquear los poros de la piel y causar la aparición de granos. En general, la presencia de perfumes, alcohol u otros agentes químicos puede irritar la piel, secarla, agotar su película lipídica natural y facilitar la aparición de arrugas antes de tiempo.