Salud

6 datos curiosos sobre las vitaminas que tal vez no conocías

Cada vez se habla más de las vitaminas y de su importancia para el bienestar de nuestro organismo. Pero ¿realmente lo sabemos todo sobre estos importantes nutrientes? Hoy vamos a ver seis curiosidades de las vitaminas que seguramente desconoces.

Las vitaminas son sustancias que están presentes en los alimentos y que permiten el correcto funcionamiento del organismo. Estas sustancias actúan como potenciador en las reacciones químicas, lo cual provoca la liberación de la energía necesaria para afrontar el día a día. La deficiencia de vitaminas puede causar trastornos, y su ausencia total puede provocar enfermedades graves y difíciles de tratar.

El cuerpo humano necesita 13 vitaminas: A, C, D, E, K y vitaminas del complejo B (B1-tiamina, B2-riboflavina, B3-niacina, B5-ácido pantoténico, B6-piridoxina, B8-biotina, B9- ácido fólico y B12-cianocobalamina). Generalmente por medio de una dieta balanceada se pueden obtener todos estos tipos de vitaminas. Otra buena fuente de vitaminas son los suplementos vitamínicos, sin embargo, es importante acudir con un experto en nutrición para determinar cuál es el mejor para cada caso particular.

Cada vitamina cumple con funciones específicas, por lo que ahora conoceremos algunos detalles importantes que deberíamos conocer sobre el consumo de estos nutrientes.

6 datos interesantes sobre el consumo de vitaminas:

¿Las vitaminas pueden engordar?

Para nada! Las vitaminas están completamente libres de calorías y no tienen influencia alguna en el peso corporal. Las vitaminas son muy importantes para regular nuestro peso y el funcionamiento del metabolismo.

¿Cocinar los alimentos afecta a la calidad de las vitaminas?

Mentira. Pese a que la cocción de un alimento pueda disminuir la cantidad de vitaminas que este contiene, bajo ninguna circunstancia su aporte vitamínico se reducirá a cero. Además, la reducción del contenido vitamínico de los alimentos depende tanto del tipo de vitamina como del tipo de cocción.

¿Cuáles son los alimentos más ricos en vitaminas?

La corona se la llevan los alimentos de origen vegetal, estos son el recurso vitamínico más importante para el ser humano, especialmente porque son los únicos organismos que pueden producir sus propias vitaminas.

¿Los alimentos pueden cambiar su contenido vitamínico?

La cantidad de vitaminas que contienen alimentos como las frutas puede ir cambiando, dependiendo de su maduración y de los procesos a los que sean sometidos durante su cosecha y después de cocinarlos. Para el caso de las frutas, su contenido en vitaminas es mayor cuando están maduras, especialmente si el crecimiento se produce en la planta.

¿Todos podemos tomar suplementos vitamínicos?

No, estos suplementos solo se recomiendan si se ha pasado por una evaluación médica. Las causas más comunes para la carencia de vitaminas son la presencia de una enfermedad que dificulte la absorción de vitaminas, una dieta desequilibrada y los periodos de embarazo. El consumo de suplementos es completamente innecesario en personas sanas con una dieta variada y equilibrada.

¿Puedo tomar cuantas vitaminas quiera?

No, el consumo excesivo de suplementos vitamínicos puede causar un efecto secundario llamado hipervitaminosis, el cual tiene consecuencias muy graves, esta patología se presenta cuando se consumen demasiadas vitaminas liposolubles (vitaminas A, D, E o K) las cuales se almacenan en el hígado y la grasa corporal. Consumir excesivamente estas vitaminas es prácticamente imposible, por lo que en la mayoría de los casos la hipervitaminosis se produce por el consumo excesivo de suplementos.

Los síntomas de la hipervitaminosis son muy variados y dependen de las vitaminas que se hayan consumido en exceso. Cuando se trata de un exceso de vitamina A, suelen aparecer dolores de cabeza y vómitos. Si se trata de un consumo excesivo de vitamina D, se produce un aumento de los niveles de calcio en sangre, sed, dolor abdominal y fatiga. Por último, cuando se trata de un caso por exceso de consumo de vitamina E no es algo tóxico, pero pueden aparecer trastornos intestinales y en el exceso de vitamina K aparecen enrojecimientos, trombosis y anemia.

Publicaciones relacionadas