Los 6 efectos más peligrosos del azúcar en nuestro cuerpo

El azúcar está muy presente en la alimentación moderna. Los refrescos, salsas, panes, productos lácteos y los platos congelados son alimentos que pueden contener azúcar. Lo podemos encontrar oculto bajo el nombre de sacarosa, lactosa, jarabe de maíz, dextrosa, jarabe de agave o azúcar de caña, y puede ser difícil de encontrarlo incluso al leer las etiquetas de los alimentos.

Desafortunadamente, esta sustancia tiene un impacto perjudicial en todos los órganos del cuerpo humano.

Estos son los efectos negativos en tu cuerpo:

Te hace subir de peso 

Durante mucho tiempo se pensó que la grasa era la responsable del exceso de peso. Sin embargo, es el azúcar lo que causa una acumulación de grasa corporal. De hecho, un estudio demostró la estrecha relación que existe entre el aumento en el consumo de azúcar y el aumento en el índice de masa corporal.

Acelera el envejecimiento de la piel

El consumo de azúcar también influye en la calidad de la dermis. Esta sustancia reacciona químicamente con las proteínas y los lípidos presentes en la dermis y da lugar a lo que se llama glicación. Este proceso afecta negativamente la calidad del colágeno y causa una pérdida de elasticidad en la piel. Así, cuando comemos demasiados alimentos dulces, los tejidos de la piel se relajan y las arrugas aparecen con mayor rapidez.

Promueve enfermedades del corazón

Cuando comes demasiada azúcar, tu corazón sufre más. De hecho, el azúcar daña las arterias y promueve el riesgo de enfermedades graves. Según un experimento científico, una dieta alta en azúcares está en riesgo de una enfermedad cardíaca. En efecto, un exceso de azúcar, especialmente en bebidas industriales, puede estar asociado con la aterosclerosis, una enfermedad caracterizada por la obstrucción de las arterias.

Aumenta el riesgo de diabetes

Un exceso de azúcar también ataca al páncreas, el órgano responsable de producir insulina. Al consumir demasiados alimentos azucarados, el páncreas puede sobrecargarse y tener dificultades para producir suficiente insulina para regular los niveles de glucosa en la sangre. Este es el caso de la diabetes tipo 2, en la que el cuerpo desarrolla resistencia a la insulina.

Es adictivo

Cuando consumimos productos ricos en azúcar, el cerebro produce una sustancia química conocida como dopamina. Esta última ofrece una sensación temporal de bienestar. Según los científicos, este mecanismo tiene el mismo efecto que la dependencia. Al activar los circuitos de recompensa en el cerebro, el azúcar causa adicción y reacciones alimentarias compulsivas.

Afecta nuestro estado de ánimo

Algunas personas tienden a consumir chocolate, galletas o dulces cuando están estresadas o molestas. Gracias a su efecto calmante, muchas personas encuentran consuelo al ingerir este dulce veneno. Desafortunadamente, las investigaciones científicas indican que este placer efímero puede causar trastornos del estado de ánimo y aumentar el riesgo de depresión.