Salud

6 formas en las que estás arruinando tu hígado

En la mayoría de los casos pasa desapercibido, pero hay algunos comportamientos que están dañando tu hígado de forma inadvertida. En este artículo te contamos.

El hígado es un órgano muy importante para la salud de nuestro organismo, porque permite eliminar las sustancias tóxicas producidas por el cuerpo y ayuda a limpiar la sangre, también segrega la bilis que se encarga de absorber las grasas de los alimentos y almacena la glucosa para poder usarla como energía.

Por esto se dice que para mantener un hígado sano es esencial tomar una serie de precauciones, como disminuir el consumo de bebidas alcohólicas y de cigarrillos, al igual que llevar una dieta variada y equilibrada junto con actividad física regular. Sin embargo, el alcohol no es la principal causa de daños en el hígado. D

Hábitos que deterioran la salud de tu hígado

Consumo de bebidas azucaradas

Las bebidas azucaradas también pueden ser extremadamente nocivas para el hígado. Un estudio demostró que aquellos que consumían grandes cantidades de refrescos azucarados tenían un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad de hígado graso, así como un mayor riesgo de inflamación, fibrosis e incluso cirrosis.

Uso excesivo de suplementos

El uso excesivo de suplementos, sobre todo si no es recetado por un médico, puede tener un impacto negativo en la salud del hígado. La razón radica en los efectos secundarios que estos productos y los remedios a base de hierbas pueden ocasionar en los órganos. Además, los suplementos se asimilan y descomponen de la misma forma que los alimentos, por lo que cualquier exceso será filtrado por el hígado y los riñones y excretado a través de la orina.

Medicamentos

Para nadie es un secreto que el exceso de medicamentos puede provocar daños en el organismo, de hecho, según la ANSM, una sobredosis de paracetamol puede causar daños hepáticos tanto en niños como adultos. Por ello, se recomienda no consumirlo a la ligera, sobre todo si las personas tienen insuficiencia hepática, las que pesan menos de 50 kg, las que tienen insuficiencia renal o problemas de alcoholemia. El hígado puede resultar dañado independientemente de las drogas que se consuman. Por esta razón es buena idea consultar con un experto en salud y leer los prospectos de los medicamentos para un uso adecuado.

Falta de sueño

Todos conocen las consecuencias que genera la falta de sueño en el organismo, pero poco se habla sobre sus efectos dañinos para el hígado. Esto se debe a sus efectos de estrés oxidativo que conducen a una mayor presión, interfiriendo en la capacidad del órgano para procesar la grasa efectivamente, provocando una acumulación que puede conducir al desarrollo de la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardíacas.

Mala alimentación

La nutrición es uno de los aspectos más importantes de la salud del hígado, por lo que, una mala alimentación podría sobrecargar fácilmente el órgano, haciendo que almacene todo el exceso de grasa en sus células hepáticas y causando inflamación y daño celular con el tiempo. Por esta razón, es muy importante mantener una dieta sana y equilibrada para la salud de nuestro hígado.

Nada de actividad física

La práctica de un estilo de vida sedentario, además de ser peligrosa para la salud, también es un factor de riesgo considerable para el daño hepático y la esteatosis hepática no alcohólica. La infiltración de grasa hepática, así como la inflamación y la fibrosis hepáticas aumenta el riesgo de esteatosis hepática no alcohólica, motivo por el que un aumento de la actividad física y la reducción del sedentarismo ayudarían a conservar un hígado saludable.

Síguenos en Google Noticias