Salud

6 grandes usos del aceite de coco para el cabello y la piel

El aceite de coco es muy bueno para la mayoría de tratamientos de belleza y en este artículo te explicamos cómo y por qué puede ser tu mejor cosmético natural.

Cuando es usado en la cocina, el aceite de coco es uno de los productos que más popularidad ha ganado entre los consumidores en los últimos años, pero en otros ámbitos, como puede ser el de la cosmética, ha sido un poco olvidado a pesar de que cuenta con grandes y variadas propiedades.

Este increíble ingrediente natural puede ser utilizado como salvación en un gran número de situaciones diferentes, desde su uso para reducir las arrugas, hasta el aspecto, calidad y salud del cabello y cuero cabelludo. Además, su uso frecuente ofrece los mejores resultados sin que se presenten efectos secundarios inesperados y sin dañar la calidad de la piel o el cabello. Ahora, veamos algunos usos inesperados de esta sustancia que seguro no conoces y que pueden ser de mucha ayuda en tu día a día.

Exfoliante casero.

El aceite de coco en compañía del azúcar se convierte en un exfoliante ideal para tu piel. El aceite hidrata y retira la suciedad de la piel, mientras que el azúcar se encarga de combatir contra los poros obstruidos. Solo tienes que mezclar dos partes iguales de aceite de coco y azúcar y comienza a exfoliar tu piel.

Mascarilla para el cabello de aceite de coco.

Comienza aplicando un poco de aceite de coco desde el cuero cabelludo hasta las puntas, luego déjalo reposar durante una hora para luego enjuagar usando únicamente agua. Esta mascarilla puede ayudar a hidratar el cabello y a ganar volumen.

Tratamiento antiarrugas.

Debido a que cuenta con muchas propiedades antioxidantes, el aceite de coco es uno de los remedios naturales más eficaces para tratar las arrugas. Aplica un poco del aceite por todo tu rostro y espera 20 minutos antes de enjuagar usando abundante agua.

Desmaquillante.

Además de eliminar la presencia de todo el maquillaje, el aceite de coco tiene la cualidad de nutrir e hidratar a profundidad las pestañas y la piel. Solo tienes que aplicar unas cuantas gotas de aceite en tu rostro y utilizarlo como si se tratara de cualquier desmaquillante.

Tratamiento para talones secos y con grietas.

Ya que su absorción es bastante lenta, el aceite de coco ayuda a tratar los talones secos y con grietas, comienza a aplicarlo cada noche antes de acostarte y usa calcetines siempre que puedas.

Bálsamo labial.

Solo tienes que mezclar dos partes iguales de aceite de coco y cera de abejas para obtener un bálsamo labial natural que hidratará tus labios y evite que se rompan por la resequedad.

Publicaciones relacionadas