Salud

6 señales inusuales que pueden indicar que tienes alguna enfermedad

Sensaciones extrañas como dolor en el cuello, presencia de sangre en la orina, en el excremento o dolor en el pecho son algunos síntomas que pueden ser indicios de la presencia de un problema de salud mucho más grande y nocivo para nuestro organismo. A continuación, te contaremos 6 señales de advertencia que debes tener en cuenta para detectar alguna enfermedad complicada.

Sangre en la orina o en el excremento.

Existen comidas y también medicamentos que pueden tinturar el color normal de tu orina o de tu excremento. Esto también sucede con las hemorroides, las cuales son afecciones benignas de nuestro organismo. De igual forma, si llegas a observar sangre en el inodoro al terminar de orinar o defecar sin razón alguna, lo más recomendable es acudir a tu médico de confianza, ya que podrías estar sufriendo de enfermedades como cáncer, infección de la vejiga, cálculos renales, enfermedad inflamatoria intestinal o una fisura anal.

Sudores nocturnos.

Presta atención si se trata de un sudor excesivo que te obliga a cambiar las sábanas de tu cama, ya que podría ser causado por un cáncer. Según estudios realizados, la sudoración excesiva a causa de un cáncer se debe a la actividad de las citoquinas, proteínas liberadas por el sistema inmunitario. De igual forma, también se puede provocar por alguna infección, un trastorno del sistema endocrino o un efecto secundario de alguna medicina.

Dificultad para respirar.

Debes acudir de inmediato a un centro de salud si sientes que te falta mucho el aire, tanto que no puedas terminar una oración o no poder caminar mucho. Se puede deber a muchas posibilidades, la mayoría de ellas muy graves. Hay que atenderlo rápidamente para evitar que su desarrollo sea maligno hasta el punto de ser fatal. Las dificultades respiratorias que no intervengan en las actividades cotidianas no son una urgencia, sin embargo, el experto en salud va a querer inspeccionar tu corazón y tus pulmones para asegurarse de que no haya otras causas, ya que puede ser indicio de un infarto, una neumonía, asma, un enfisema o un coágulo en los pulmones.

Voz ronca o tos.

El aire seco, el tabaquismo, la fatiga vocal o la contaminación puede provocar irritación persistente de la garganta o laringitis. De igual forma, puede ser alguna enfermedad por reflujo gastroesofágico. Sin embargo, estas situaciones se ven con mucha más frecuencia en las personas con una edad avanzada y, si no se trata a tiempo, puede ocasionar daños en el estómago y hemorragias.

Síntomas gripales y rigidez en el cuello.

Cuando la meningitis apenas está comenzando, los síntomas que se presentan son parecidos a los de una gripe normal, por ejemplo: fiebre alta y dolor de cabeza. Sin embargo, las personas que experimentan síntomas como rigidez en el cuello, la cual causa un dolor muy intenso cuando se agacha la cabeza, pueden estar desarrollando una infección de las membranas que rodean la médula espinal y el cerebro. La meningitis bacteriana puede ser fatal para el organismo si no se trata a tiempo. Cada minuto de retraso en la suministración de un antibiótico apropiado incrementa el riesgo de discapacidad y de muerte.

Dolor en el pecho.

El reflujo ácido, la indigestión y la ansiedad son algunos de los causantes del dolor en el pecho, pero para estar seguro de la causa es mejor ir a urgencias para hacer las pruebas pertinentes. Los dolores en el pecho son el síntoma más común de un ataque al corazón, sin embargo, muchas veces son ignorados. Si se trata de un infarto grave podría evitarse la muerte si es tratado inmediatamente.

Publicaciones relacionadas