LifeStyle

7 cosas que tienes que dejar de hacer para dormir mejor

¿No duermes bien en las noches? Hoy te diremos 8 cosas que debes eliminar de tu vida para que puedas tener un mejor descanso.

Irse a dormir estando preocupado.

En algún momento de nuestras vidas pasamos por periodos de preocupación, que en lo posible debemos tratar de controlar. No debemos dejar que nuestra mente tome el control y nos haga pensar constantemente en esa situación que nos inquieta y que nos puede generar ansiedad e interrumpir con facilidad nuestro sueño.

Lo mejor es llevar un diario de preocupaciones. Antes de ir a la cama, en un tiempo de una hora y media, escribe tus preocupaciones, enumera las tareas que tengas pendientes o cualquier otra cosa que se meta en tu mente cuando vayas a dormir. Si les dedicas tiempo a esas preocupaciones en el momento adecuado y te quitas esos pensamientos de la cabeza, evitarás que vuelvan a perseguirte más tarde.

Fumar antes de acostarse.

La nicotina tiene un impacto significativo en la capacidad para conciliar el sueño y ayuda en la producción de acetilcolina, un neurotransmisor que ayuda a despertarse. Si utilizas un parche de nicotina todo el día y no puedes dormir, consulta a tu médico si puedes quitártelo antes de acostarte.

Tener una charla muy alentadora.

No es una buena opción tener una una discusión con un familiar en la noche, una riña con tus vecinos por el alto volumen de la música o sacar un tema interesante al aire antes de ir a la cama. Se ha demostrado que las riñas generan una respuesta de estrés, lo que hace que las glándulas suprarrenales produzcan cortisol y adrenalina. Eso es justamente lo inverso de lo que se necesita si quieres conciliar el sueño pronto. Lo peor es que después de que el organismo comienza a producir estas hormonas del estrés, no hay vuelta atrás.

Ir a dormir sin haber cenado.

Irse a dormir estando lleno no es una gran idea, pero no tener nada en el estómago tampoco se recomienda. Esto puede despertarte por la noche, ya que puede provocar un bajón de azúcar en la sangre. Cuando esto sucede, el páncreas produce insulina para ayudar al cuerpo a usar las reservas de grasa, lo que puede generar que te mantengas despierto.

Dormir en lugares que tienen mucha luz.

La luz ralentiza la producción de una hormona natural del sueño llamada melatonina, la cual inunda el cerebro cuando se duerme. Es mejor evitar la luz excesiva cuando se va a descansar.

Usar sábanas sucias para dormir.

Es importante que al momento de ir a dormir tengas sábanas limpias, es entendible que estés ocupado y que no te dé tiempo de cambiarlas frecuentemente, pero las sábanas limpian aseguran una mejor calidad de sueño. Si las sábanas sucias pican, lo más probable es que no mejore tu sueño para nada. Los ácaros, alérgenos y bacterias deben estar alertas, por lo que se debe lavar constantemente las sábanas para evitar la acumulación de los restos alérgicos.

Aplazar la hora en la que acostumbras a dormir.

Algunas pruebas sugieren que el tiempo que se tarda una persona en dormirse está directamente relacionado con el último episodio de sueño. Si duermes antes de tu hora frecuente de descanso, tu deseo de dormir, que normalmente te ayuda a conciliar el sueño, será menor. Aplazar el sueño altera el ritmo del día a día. Y lo que es peor, si estás demasiado agotado, puede ser aún más difícil conciliar el sueño.

Publicaciones relacionadas