Salud

7 hábitos para tener unos glúteos tonificados y fuertes

Imagino que ya te has dado cuenta de lo difícil, por no decir imposible, que es obtener esos resultados que todas queremos al momento de realizar infinidades de ejercicios para reafirmar, tonificar, esculpir e incluso incrementar el tamaño de nuestros glúteos, y lo peor es que queremos resultados que nos satisfagan en un corto tiempo, por lo que la mayoría se desanima en unos cuantos intentos.

Ojo, con lo anterior dicho no se quiere menospreciar al ejercicio físico, puesto que estas actividades son de suma importancia para poder modificar el aspecto de nuestros glúteos y cuerpo en general, es solo que existen otras actividades que te ayudarán a marcar la diferencia. Claro está, esto te será de utilidad siempre y cuando lo hagas con mucha constancia y disciplina.

Las caminatas cortas sin tanta complicación, las sentadillas y las flexiones son ejercicios muy precisos y efectivos para tonificar nuestra parte trasera: Para obtener los resultamos que deseamos, en este caso esculpir y moldear nuestras nalgas, es de suma importancia mantener la zona de los glúteos activa para que nuestros resultados sean más rápidos y efectivos.

Las flexiones y las sentadillas son ejercicios fundamentales para tonificar los glúteos: Si tomamos como un hábito hacer sentadillas, por lo menos 5 veces a la semana, y flexiones durante al menos 30 minutos al día, los efectos serán notorios en poco tiempo.

Para escupir los glúteos, subir escaleras es uno de los ejercicios más efectivos: pero no hay que hacerlo de forma rápida. Así que, cuando te den la opción de tomar el ascensor o subirlas escaleras, ya sabes cuál es la mejor elección para tu figura.

Tensa los músculos de tus nalgas durante 3 segundos y después los relajas: esto hazlo varias veces, ya que es un ejercicio fácil que puedes realizar en cualquier momento.

Lava cuidadosamente la piel de tus glúteos: con esto no nos referimos al uso únicamente de agua y jabón, sino a realizarse una exfoliación por lo menos una vez a la semana. Esto es útil para proteger y tonificar la piel de la zona.

Realiza caminatas a una velocidad suave pero constante, por lo menos 30 minutos al día: recuerda que quemar grasas es importante y que la zona de los glúteos es una de las más expuesta a almacenar y acumular este exceso de alimento, por lo tanto, también evita el consumo de comidas grasosas y azúcar.

Los alimentos ricos en proteínas e hidratos de carbono son importantes para el desarrollo y crecimiento de los músculos: es recomendable consumir alimentos con estas propiedades para que puedan incrementar y potencializar nuestros músculos. Los cereales integrales son un ejemplo de alimentos ricos en hidratos de carbono.

Te aseguramos que si sigues estas sugerencias, en poco tiempo conseguirás tener unos glúteos increíbles y los resultados que tanto deseas.