Salud

7 métodos sencillos para detener un ataque de ansiedad rápidamente

La ansiedad es un problema muy extendido en la sociedad actual, al punto de llegar a afectar 40 millones de personas adultas. Pese a que la ansiedad ocasional sucede con poca frecuencia, la ansiedad crónica puede deteriorar por completo la vida cotidiana de una persona.

Aunque algunas personas recurren al uso de medicamentos ansiolíticos, existen varias alternativas naturales que también son útiles para combatir conscientemente los ataques de ansiedad cuando se percibe que estos están por llegar.

Aprende a meditar y técnicas de respiración

La meditación regular puede ser una opción muy útil para mantener a raya los ataques de ansiedad. Aprender a respirar profundamente y dejar salir las preocupaciones con calma puede ayudar a reducir el estrés y disipar la energía negativa. Te recomendamos la meditación por las mañanas para empezar el día con buen pie, mientras que la meditación antes de acostarse puede proporcionar relajación y facilitar la conciliación del sueño.

La importancia de combatir los pensamientos negativos

Si permites que los pensamientos negativos se acumulen en tu mente, la ansiedad se irá acumulando poco a poco y más tarde que temprano pasarás por un ataque de ansiedad. Aprender a regular y combatir los pensamientos negativos puede evitar que estos llenen nuestra mente. Por lo tanto, En cuanto reconozcas un pensamiento intrusivo, trata de trasladar tu mente a un lugar que sea feliz para ti. Sustituye el pensamiento negativo por algo positivo.

Realiza ejercicio con frecuencia

Para nadie es un secreto que mantenerse activo representa grandes beneficios para el cuerpo y la mente. Cuando se hace ejercicio, el cuerpo libera endorfinas y serotonina, estas dos enzimas están altamente relacionadas con la sensación de placer y bienestar. Por lo tanto, el ejercicio también es una buena manera de concentrarse y aliviar el estrés.

Evita la cafeína

Si sufres de ansiedad crónica, es hora de dejar tu taza de café matutina. La cafeína aumenta los niveles de ansiedad y provoca ataques de pánico en las personas con trastorno de pánico. Es un estimulante que puede causar nerviosismo, latidos irregulares del corazón y agitación, cosas que no se mezclan bien en una persona que sufre de ansiedad.

Prueba los remedios a base de hierbas

Algunos estudios han demostrado qué gran variedad de remedios herbales ayudan a reducir los síntomas de la ansiedad y a disminuir la irritabilidad. Te animamos a preparar un té con raíz de valeriana, lavanda o manzanilla para ayudar a calmar los nervios e incluso proporcionar un ligero efecto sedante que será útil para conciliar el sueño más fácilmente.

Aumenta tu consumo de vitamina B

La niacina (o vitamina B3) cuenta con la capacidad de relajar el tejido muscular que componen las arterias y aumentan su diámetro, es un proceso conocido como vasodilatación. De hecho, la niacina actúa como un antídoto contra la adrenalina, la cual a menudo se produce en exceso en aquellas personas que sufren de ansiedad. Algunos investigadores consideran que la niacina también puede ayudar a reducir los síntomas de enfermedades como la depresión.

Aceites esenciales

La lavanda es ampliamente conocida por sus propiedades relajantes. En un estudio realizado en 2007, la aromaterapia con lavanda redujo el cortisol sérico, un factor clave en la respuesta del cuerpo ante las situaciones que generan estrés. Por otro lado, el aceite de salvia es conocido por su capacidad para levantar el ánimo de una persona, mientras que el aceite esencial de bergamota reduce directamente el estrés. Un estudio de 2011 señala que 10 minutos de aromaterapia con aceite esencial de bergamota provoca una reducción de la presión arterial y del ritmo cardíaco mientras equilibra la actividad nerviosa.

Síguenos en Google Noticias